NIC 18 Ingresos ordinarios. Ejercicio aplazamiento en el cobro

Ejercicio: Reconocimiento de ingresos.

La sociedad PÓCIMAS MÁGICAS, S.A. es una empresa farmacéutica. Una gran parte de sus ventas se realiza a las administraciones públicas. El cobro está garantizado, pero el momento del cobro es incierto.

Durante los últimos días de diciembre de 20XX ha realizado las siguientes ventas (operaciones exentas de IVA):

Aunque oficialmente la empresa cobra a 90 días, el plazo medio de cobro de la facturación a las Administraciones, según la experiencia de la propia empresa, es el que figura en la tabla junto al importe de las ventas.

La empresa procedió a contabilizar unos ingresos por ventas de 287.663.536 u.m. en el propio ejercicio 20XX:

El tipo de interés de mercado aplicable a operaciones comerciales similares es del 10%.

Se pide:

  1. Determine si es correcto el importe de los ingresos contabilizados durante el año 20XX y en caso contrario determine cuál sería el importe correcto.
  2. Determine si en los años 20XX+1 y 20XX+2 tendrán alguna incidencia en la cuenta de resultados las anteriores operaciones.
  3. En el caso de que existieran razones para considerar que no se van a cobrar las ventas arriba indicadas y dichas circunstancias se conocieran al principio del ejercicio 20XX+1, ¿cómo debería recogerse este hecho?.

Solución:

En esta situación debemos identificar dos tipos de transacciones. Por un lado, la venta, y por otro el importe de los intereses por el diferimiento del cobro.

Cuando el cobro se aplaza en el tiempo debe diferenciarse entre el valor nominal del importe a cobrar y el valor razonable de la contrapartida. La diferencia será un ingreso por intereses del aplazamiento, que según la NIC 18 se calculará segúnun tipo de mercado.

El importe de los ingresos por venta que deben imputarse a la cuenta de resultados se obtendrá a partir de la actualización del valor nominal de las ventas, reduciéndolas en la cuantía de los ingresos financieros que deberán imputarse a los períodos que correspondan.

Siendo, por tanto, los ingresos por ventas que deben imputarse al año 20XX de 249.910.759,72 u.m. Los ingresos por intereses ascienden a un total de 37.752.776,28 u.m. que deberán imputarse en los ejercicios en que se facilita la financiación. De esta forma, resultaría:

Para responder al tercer apartado hemos de suponer que se han contabilizado los ingresos por ventas, pero todavía no se han contabilizado los ingresos por intereses. En tal caso, según señala la NIC 18, cuando aparece una incerteza relacionada con el cobro de una c antidad después del registro del ingreso se reconocerá un gasto en concepto de dotación a la provisión de insolvencias por la cantidad respecto a la cual no es probable el cobro. Igualmente, y siguiendo a la NIC, si no se han registrado los intereses no deberá reconocerse gasto por dotación provisión insolvencias, a condición de no reconocer mientras subsista la situación ingresos por tal concepto.

Teniendo en cuenta lo anterior debería dotarse la provisión de insolvencias por un importe de 249.910.759,72 u.m.

Justificación:

Señala la NIC 18 en su párrafo 11:

“En la mayoría de los caso, la contrapartida revestirá la forma de efectivo u otros medios equivalentes al efectivo, y por tanto, el ingreso ordinario se mide por la cantidad de efectivo u otros medios equivalentes recibidos o por recibir. No obstante, cuando la entrada de efectivo u otros medios equivalentes se difiera en el tiempo, el valor razonable de la contrapartida puede ser menor que la cantidad nominal de efectivo cobrada o a cobrar. Por ejemplo, la empresa puede conceder al cliente un crédito sin intereses o acordar la recepción de un efecto comercial, cargando un tipo de interés menor que el del mercado como contrapartida de la venta de bienes. Cuando el acuerdo constituye efectivamente una transacción financiera, el valor razonable de la contrapartida se determinará por medio del descuento de todos los cobros futuros, utilizando un tipo de interés imputado para la actualización. El tipo de interés imputado a la operación será, de entre los dos siguientes, el que mejor se pueda determinar:

  1. O bien el tipo vigente para un instrumento similar cuya calificación financiera sea parecida a la que tiene el cliente que lo acepta:
  2. O bien el tipo de interés que iguala el nominal del instrumento utilizado, debidamente descontado, al precio al contado de los bienes o servicios vendidos.

La diferencia entre el valor razonable y el importe nominal de la contrapartida se reconoce como ingreso financiero por intereses, de acuerdo con lo párrafos 29 y 30 de esta norma, y de acuerdo con la NIC 39, Instrumentos Financieros: Reconocimiento y Valoración.”

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.