NIC 18 Ingresos ordinarios. Ejercicios entregas múltiples

Ejemplo. Una misma transacción conlleva en sí misma varios elementos.

Venta de un equipo de aire acondicionado con mantenimiento durante dos años.

Solución. En dicha situación el reconocimiento de los ingresos debe aplicarse separadamente a cada uno de los elementos que integran la transacción. Así pues, ya que el precio de venta del equipo incluye el bien en sí y el servicio post-venta, deberían distinguirse ambas cuantías. De esta forma, la parte del precio de venta correspondiente al mantenimiento debería registrarse como un ingreso diferido y reconocerse a lo largo de los dos años que abarca el citado servicio.

Ejercicio: Identificación de la transacción. Reconocimiento de los ingresos por venta de bienes y prestación de servicios.

Un concesionario de vehículos industriales vende un camión con las siguientes condiciones:

  1. Se firma el contrato de compra-venta en diciembre del años XX.
  2. El camión se vende con el servicio de mantenimiento incluido en el precio durante los dos primeros años de la vida del vehículo.
  3. La entrega y cobro del vehículo se produce el 02/01/XX+1.
  4. El servicio de mantenimiento incluye revisiones y todas aquellas actividades de conservación necesarias para el buen funcionamiento del vehículo (cambio de aceite, filtro, ajuste de niveles, etc.).
  5. El precio de la venta es de 100.000 u.m. más impuestos indirectos del 16%.
  6. Se estima que a valores de mercado el mantenimiento del vehículo supone un 5% de su precio de venta, cada año, durante los 4 primeros años.

Se pide:

Determinar el importe de los ingresos que el concesionario imputará al ejercicio XX y XX+1 y la naturaleza de dichos ingresos.

Solución:

Deben identificarse dos conceptos de ingresos: el derivado de la venta del bien (camión) y el derivado de la prestación del servicio de mantenimiento, por más que se plantee como una única operación, y exista formalmente un único precio, e incluso si se planteara que el mantenimiento es gratuito.

La transferencia de los riesgos y ventajas al comprador se produce al realizar la entrega en el año XX+1, por tanto, el ingreso por la venta del bien debe imputarse a ese ejercicio. Por otra parte, los ingresos pueden estimarse de forma fiable, si bien debe diferenciarse entre los dos conceptos: la venta del bien y la prestación del servicio.

La principal problemática radica en la valoración de los ingresos por la prestación del servicio de mantenimiento. La NIC 18 señala que los ingresos que se prestan en un número indeterminado de actos a lo largo de un período de tiempo se pueden reconocer de forma lineal. Dado que los costos se producen a los largo de los años XX+1 y XX+2 deberá realizarse la periodificación de los ingresos por prestación de servicios durante esos dos años.

La imputación de ingresos a cada uno de los ejercicio será la siguiente:

Justificación:

El párrafo 14 de la NIC 18 indica:

“Los ingresos ordinarios procedentes de la venta de bienes deben ser reconocidos y registrados en los estados financieros cuando se cumplen todas y cada una de las siguientes condiciones:

  1. La empresa ha transferido al comprador los riesgos y ventajas, de tipo significativo, derivados de la propiedad de los bienes;
  2. La empresa no conserva para sí ninguna implicación en la gestión corriente de los bienes vendidos, en el grado usualmente asociado con la propiedad, ni retiene el control efectivo sobre los mismos;
  3. El importe de los ingresos ordinarios puede ser valorado con fiabilidad;
  4. Es probable que la empresa reciba los beneficios económicos asociados con la transacción;
  5. Los costos incurridos, o por incurrir, en relación con la transacción pueden ser valorados con fiabilidad”.

Por su parte, el párrafo 13 de la NIC 18 en lo que se refiere a diferenciación de operaciones señala:

“Normalmente, el criterio usado para el reconocimiento de ingresos en esta norma se aplicará por separado a cada transacción. No obstante, en determinadas circunstancias es necesario aplicar dicho criterio de reconocimiento, por separado, a los componentes identificables de una única transacción, con el fin de reflejar el fondo económico de la operación. Por ejemplo, cuando el precio de venta de un producto incluye una cantidad identificable a cambio de algún servicio futuro, tal importe se diferirá y reconocerá como ingreso ordinario en el intervalo de tiempo durante el que el servicio será ejecutado. A la inversa, el criterio de reconocimiento será de aplicación a dos o más transacciones, conjuntamente, cuando las mismas estén ligadas, de manera que el efecto comercial no puede ser entendido sin referencia al conjunto completo de transacciones. Por ejemplo, una empresa puede vender bienes y, al mismo tiempo, hacer un contrato para recomprar esos bienes posteriormente, con lo que se niega el efecto sustantivo de la operación, en cuyo caso las dos transacciones han de ser contabilizadas de forma conjunta.”

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.