NIC 18 Ingresos ordinarios. Ventas o entregas de bienes: otros requisitos

La empresa no conserva ningún compromiso en relación con la gestión y administración asociado a la propiedad del bien, ni ningún control sobre los bienes vendidos.

Habitualmente, la empresa vendedora no conserva ningún compromiso relacionado con la gestión y el control del bien vendido cuando se produce la cesión de la titularidad legal. Sin embargo, creemos que pueden darse situaciones en las que se conservan algunos compromisos de administración o control de los bienes, pese a lo cual el ingreso por venta debe reconocerse, atendiendo al fondo económico de la operación. Este sería el caso, por ejemplo, de venta de pisos en los que la compañía promotora continúa como gestor del edificio transmitido, o la venta de un bien cuya recepción por el comprador se retrasa a solicitud de este.

  1. c) El importe de los ingresos puede determinarse con suficiente fiabilidad.

Los ingresos por venta de bienes deben reconocerse por el valor razonable de la contraprestación. En el caso de que existan descuentos, los mismos deben deducirse de los ingresos.

En la mayoría de las ocasiones, la contraprestación recibida por una venta de bienes toma la forma de efectivo u otro equivalente monetario, y en ellas resulta muy sencillo determinar el importe del ingreso que debe contabilizarse. Sin embargo, en otras circunstancias el reconocimiento del ingreso reviste alguna dificultad, como es el caso en que los bienes objeto de la operación no se intercambian por dinero sino que tienen una naturaleza similar. Tal y como planteábamos en el apartado general de reconocimiento de ingresos ordinarios, pueden darse dos situaciones: a) loa transacción tiene por objeto la permuta de bienes similares y b) la transacción está referida a permutas de bienes que no guardan similitud.

La norma internacional otorga a ambos supuestos un tratamiento diferente. En el primer caso, cuando los bienes son similares no se produce el reconocimiento de ningún ingreso ordinario, y en el segundo, el reconocimiento del ingreso vendrá determinado por el valor razonable de los bienes recibidos.

  1. d) Es probable que la empresa vaya a recibir los beneficios económicos asociados a la transacción.

El ingreso será reconocido en contabilidad cuando sea probable que la empresa reciba o vaya a recibir los beneficios asociados a la transacción. Cuando surjan circunstancias posteriores al reconocimiento como ingreso de una operación, que pongan en duda que la empresa reciba los beneficios asociados a la transacción, deberá considerarse como gasto el importe cuya recuperación ha dejado de ser probable.

Sirva el ejemplo siguiente para ilustrara esta idea. Sea una empresa que mantiene relaciones comerciales con otra empresa de un país extranjero en el que el gobierno ha establecido restricciones a la salida de divisas. No se reconocerán los ingresos correspondientes a las ventas realizadas, pues existe la posibilidad de no recibir los beneficios económicos asociados a dicha transacción.

  1. e) Los costos relacionados con la transacción, tanto si se ha incurrido ya en ellos como si están pendientes, pueden determinarse con suficiente fiabilidad.

Con esta condición, la norma internacional pretende que se respete el principio de correlación de ingresos y gastos, de forma que en cada transacción económica queden recogidos todos los gastos e ingresos relacionados con ella. Por ello, en el caso de que los gastos no pudiesen estimarse con suficiente fiabilidad, el ingreso tampoco debe reconocerse. De esta forma, los gastos e ingresos referidos a la misma transacción son reconocidos de manera simultánea.

En la práctica, las empresas pueden estimar con suficiente fiabilidad los costos relacionados con la transacción, por lo que el ingreso suele reconocerse. Sin embargo, en el caso de haber recibido alguna contraprestación vinculada a la venta de bienes, siempre y cuando no exista un adecuado reconocimiento de los gastos asociados, deberá recogerse en contabilidad como un pasivo. Del mismo modo, cuando existan gastos relacionados con garantías o con servicios postventa que no puedan determinarse con fiabilidad, los ingresos por venta de bienes no deben reconocerse. Esto supone que contablemente en el  momento de la venta de bienes se recoge la entrada de efectivo o el cargo a una cuenta de deudores y en contrapartida se recoge una cuenta en el pasivo, que desarrollará una función transitoria hasta que se produzca el traspaso definitivo a una cuenta de ingresos cuando se realice el adecuado reconocimiento de los gastos relacionados.

Síntesis de las condiciones establecidas por la NIC 18 para el reconocimiento de ingresos

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.