NIC 19. Beneficios a empleados. Hipótesis actuariales

A continuación se muestran una serie de referencias en relación a las hipótesis actuariales.

Tasa de descuento

El tipo de interés que se utilizará para descontar las prestaciones deberá estar basado, en las tasas de rentabilidad del mercado de los bonos empresariales de alta calidad, en la fecha de realización de los estados financieros. Si el mercado de este tipo de títulos no es lo suficientemente amplio, entonces la referencia serán los bonos emitidos por el Estado.

La tasa de descuento nos ofrece el valor que el dinero tiene en una sucesión temporal, pero no el riesgo de la inversión, ni al actuarial. Con ella dispondremos del calendario previsto en el pago de las prestaciones, ya que a menudo se utilizará una única tasa que será la media ponderada que nos permitirá calcular las cantidades estimadas a desembolsar.

Puede suceder que las referencias antes apuntadas o bien, no cubran todo el período o carezcan de fiabilidad. Cuando ello se produzca, la empresa sustituirá estas emisiones por tasas corrientes de mercado en el caso del descuento de los pagos a corto plazo. En los vencimientos a plazo largo aplicará extrapolaciones de las tasas de mercado con la curva de intereses a largo plazo.

El costo por intereses se obtendrá multiplicando la tasa de descuento al inicio del ejercicio por el valor actual de las obligaciones durante el mismo, considerando cualquier posible variación en ellas. El valor actual de las obligaciones no coincidirá con el valor que se reconoce en el pasivo del balance puesto que éste es conocido tras descontar el valor razonable de los activos del plan, así como por el hecho de que no existe un reconocimiento inmediato de algunas pérdidas y ganancias actuariales, ni de algunos costos por servicios pasados.

Sueldos, prestaciones y costos de asistencia médica.

La evolución previsible de los sueldos deberá hacerse tomando en consideración:

  • Los niveles de precios esperados.
  • Las variaciones en la antigüedad de los empleados.
  • La tendencia en el mercado de trabajo en relación a la oferta y la demanda de fuerza de trabajo.

Prestaciones

Puede suceder que el plan, en sus términos formales, establezca la existencia de cambios en las prestaciones futuras, en cuyo caso la obligación reflejada debería poner de manifiesto dichas alteraciones. También puede darse el caso de que el plan no contemple cambios futuros en las prestaciones y entonces las suposiciones actuariales no incorporen tales modificaciones.

Una situación en la que el plan contemple cambios en las prestaciones futuras podría ser cuando la empresa, para compensar los efectos de los incrementos de precios, incrementa sus prestaciones, o cuando los beneficios actuariales están reconocidos en los estados financieros y la empresa, bien por obligaciones legales o implícitas, deba revertir a los participantes del plan, los excedentes.

Los cambios en las prestaciones futuras van a significar, por una partes, un costo por servicios pasados, siempre que impliquen cambios en las prestaciones por servicios prestados antes del cambio y, por otra parte, un costo por los servicios del ejercicio para los ejercicios posteriores que se vayan a prestar tras el cambio.

Las obligaciones las tendrá que estimar la empresa de tal manera que muestren las alteraciones del futuro de cualquier prestación estatal que pueda incidir en las prestaciones del plan de prestaciones definidas solamente, si:

  • Los cambios se han producido antes de la fecha de realización de los estados financieros.
  • O hay evidencias que hagan suponer que las prestaciones estatales sufrirán cambios significativos.

Costos de asistencia médica

Las hipótesis sobre los costos asistenciales han de incorporar las variaciones estimadas en el costo de los servicios médicos, consecuencia de la subida de precios o de los cambios en la estructura de costos asistenciales.

Para poder realizar la valoración de las prestaciones médicas asistenciales a los jubilados será necesario estimar los niveles y frecuencia de la demanda que tendrá en el futuro este servicio, para después proceder a determinar el costo de realización de estas atenciones médicas.

Los cálculos de los costos asistenciales en un futuro se realizarán a partir de series históricas de la empresa, complementadas si es preciso con la de otras empresas, compañías de seguros y mutuas asistenciales. Estos costos deberán considerar también:

  • Las mejoras y desarrollos tecnológicos.
  • Los cambios en los patrones asistenciales que afectarán a la demanda de servicios (cirugía estética, medicina preventiva, fisioterapia, etc..).
  • Las alteraciones que los miembros de un plan pueden tener a lo largo del tiempo en sus estados de salud.

La edad y el estado de salud de los partícipes de un plan, van a tener una influencia importante en las peticiones de asistencia médica, así como en el número de veces que las mismas se repetirán y en las pruebas, análisis y radiografías, que de ellas se van a derivar.

Por esta razón, la información histórica sobre la que la empresa realizará las estimaciones, tiene que contemplar las diferencias demográficas entre muestras y poblaciones, así como tener en cuenta los posibles cambios de patrones en el tiempo.

La naturaleza de los planes de asistencia médica para jubilados hace que a menudo éstos deban realizar desembolsos para cubrir parte de los costos asistenciales. Cuando la empresa valore los costos de estos planes, deberá tener en cuenta las aportaciones realizadas por los propios jubilados, así como considerar posibles cambios en las aportaciones de los empleados que puedan dar origen a costos por servicios pasados, o a descuentos. También deberán aplicarse los descuentos correspondientes cuando se trate de un plan que cuenta con subvenciones del Estado o de otras instituciones públicas o privadas.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.