NIC 19. Beneficios a empleados. Planes de pensiones

Estas prestaciones por jubilación, que incluyen las pensiones y otras retribuciones como los seguros de vida o servicios de asistencia médica a empleados jubilados, son diferentes de las prestaciones por terminación del contrato y de las prestaciones a compensar con instrumentos de fondos propios.

Las retribuciones a empleados jubilados son prestaciones que se pagan una vez finalizado el período activo en la empresa. Las más importantes son las pensiones por jubilación. También incluyen los seguros de vida y atención médica que la empresa se compromete a ofrecer en períodos posteriores a la prestación de servicios.

Los planes de retribuciones a empleados jubilados son acuerdos entre la empresa y los empleados, o sus representantes, que se han realizado en un marco formal o informal, y en los que existe el compromiso por parte de la empresa de pagar a sus empleados unas cantidades una vez se haya puesto fin a su período de empleo. Pueden clasificarse en planes de aportaciones definidas y planes de beneficios o prestaciones definidos, según la naturaleza económica de cada tipo.

En los planes de aportaciones definidas:

  • La obligación de la empresa queda acotada a la aportación que se acuerda entregar al fondo o a la compañía de seguros y el importe que recibirá el trabajador estará en función de dichas aportaciones, así como el producto de las inversiones que se hayan realizado con el mismo.
  • La empresa no tendrá ninguna obligación de realizar aportaciones accesorias si el fondo careciera de activos suficientes para afrontar las prestaciones vinculadas a la prestación de servicios realizada en el ejercicio actual y los anteriores.
  • Estos fondos pueden nutrirse también con aportaciones del propio empleado, que al mismo tiempo será quien asma el riesgo de las inversiones que se realicen con sus aportaciones.
  • El importe de las prestaciones futuras para el empleado participante en el plan vendrá determinado por las contribuciones realizadas por la empresa, por el empleado o por ambos, así como por los rendimientos generados por la gestión del fondo y las rentas de las inversiones pertenecientes al mismo.

En los planes de prestaciones definidas:

  • La obligación de la empresa consiste en proporcionar las prestaciones pactadas con los empleados.
  • El riesgo de que las prestaciones tengan un costo superior al esperado, así como el que se corre en la inversión, serán asumidos por la empresa. Esto quiere decir que según el signo del riesgo actuarial y del riesgo de la inversión, la empresa puede verse con la obligación de tener que aumentar sus contribuciones, lo que provoca que el gasto reconocido en este tipo de planes no tenga, necesariamente, que coincidir con el importe de la aportación del período.

Planes de prestaciones aseguradas

Un plan que se financie mediante el pago de primas de seguro deberá ser considerado como un plan de aportaciones definidas, salvo que exista la obligación para la empresa de:

  • Pagar las prestaciones a los empleados cuando sean exigibles, o
  • Pagar cantidades accesorias en el caso de que la empresa aseguradora no pueda afrontar las prestaciones futuras a que tienen derecho los empleados, por servicios prestados en el ejercicio actual y en los anteriores.

Si la empresa tiene esta obligación, entonces el plan debería ser tratado como si fuera de prestaciones definidas.

Las prestaciones que una empresa asegure no tienen, necesariamente, que guardar una relación directa con las obligaciones que tiene la empresa en relación con ellas. Los planes de prestaciones a empleados jubilados que supongan el uso de pólizas de seguros se encuentra sujetos a idéntica diferenciación entre contabilización y financiación, que los planes cubiertos mediante fondos de pensiones o internos.

Si la empresa opta por afrontar sus obligaciones de prestaciones a empleados jubilados con el pago de cuotas a una póliza de seguros en la que tenga la obligación de responder por las prestaciones acordadas, el pago de dichas cuotas no va a suponer un acuerdo de aportaciones definidas. Por el contrario, de este hecho se desprende que la empresa contabilizará la cuota como una activo del plan y reconocerá las otras pólizas de seguro como derechos de reembolso.

En el caso de que el titular de la póliza sea un empleado o un grupo de ellos y la empresa que la ha contratado no tenga la obligación de responder por pérdidas, no existirá compromiso alguno de pagar las prestaciones a los empleados por parte de aquéllas, ya que la empresa aseguradora será la responsable de forma exclusiva de realizar los pagos. En este caso, al pagar las primas establecidas en la póliza, se estará cancelando la obligación relativa a las prestaciones del empleado y no procediendo a una inversión que sirva para pagar en un futuro los compromisos existentes. Con ello, la empresa no tendrá ni activo ni pasivo, por lo que el pago de las primas será tratado contablemente como contribuciones que se realizan a un plan de aportaciones definidas. 

Planes multi-empresariales

El plan mjulti-empresarial o multi-patronal se caracteriza por compartirse los activos por más de una empresa y no estar bajo un control común. Estos activos servirán para afrontar las prestaciones de los empleados de varias empresas teniendo en cuenta que tanto las prestaciones como las contribuciones empresariales, serán acordadas sin que se consideren las identidades de las empresas en cuestión.

Los planes multi-empresariales son distintos de los planes de administración colectiva, en que varias empresas optan por una fórmula que les permite reducir costos de gestión y mantenimiento de unas inversiones y cuyos activos se encuentran diferenciados para poder afrontar las prestaciones que cada empresa tiene con sus empleados. En este caso, una empresa no expone a las otras a los riesgos actuariales o de inversión asociados con sus empleados, ni se encuentra expuesta a riesgos provenientes de empleados de otras empresas.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.