NIC 19. Beneficios a empleados. Reducciones y liquidaciones del plan

La reducción de un plan se produce cuando la empresa se compromete a recortar de forma significativa el número de beneficiarios del plan, o cuando modifica de tal forma los términos del plan que algún elemento significativo de los servicios que los empleados han de prestar en el futuro, dejará de tenerse en cuenta en el cómputo de las prestaciones o disminuirá de forma importante en el peso de la ponderación.

El recorte puede deberse a un hecho aislado, como puede ser el abandono de la explotación de un segmento de actividad, y se le considerará fenómeno instigador si el reconocimiento de las pérdidas y ganancias provocadas por el mismo, van a tener una consecuencia importante en los estados financieros de la empresa.

A menudo, los orígenes de la reducción del plan se encuentran en una restructuración, en cuyo caso la empresa deberá contabilizarlos al unísono de la misma.

La liquidación de un plan sucederá cuando la empresa acuerde una operación que de lugar a la supresión de las obligaciones legales o sobrevenidas del mismo. Ello sucederá, por ejemplo, cuando la empresa liquide una cantidad de dinero a los empleados del plan y a cambio, éstos aceptan renunciar a cobrar las prestaciones que el mismo les daba derecho.

A veces, la empresa contratará una póliza de seguros para cubrir todas o parte de las prestaciones de los empleados, esta operación no debe identificarse como una liquidación del plan si la empresa mantiene la obligación de reembolsos futuros, en caso que la entidad aseguradora no cubra las prestaciones especificadas en el contrato de la póliza.

Se hablará de liquidación y reducción de un plan, cuando éste finaliza, con lo que a medida que se produzcan los pagos de las obligaciones se producirá la cancelación del mismo. Tal cancelación no tendrá carácter de reducción o de liquidación si el plan es substituido por otro que proporcione a los empleados prestaciones básicamente iguales.

Las pérdidas o ganancias originadas en las reducciones y liquidaciones de un plan de prestaciones definidas deberán ser reconocidas por la empresa y comprender:

  • Los cambios en el valor actual de las obligaciones.
  • Las variaciones en los valores razonables de los activos del plan.
  • Las pérdidas y ganancias actuariales y el costo por servicios pasados que estuvieran pendientes de reconocimiento.

Previamente al reconocimiento del efecto de la reducción o liquidación del plan deberían calcularse los importes de las obligaciones, a partir de suposiciones actuariales actualizadas.

Si la reducción de un plan afecta a un número reducido de beneficiarios o si se produce la liquidación parcial de las obligaciones del mismo, la pérdida o ganancia que ello provoque deberá incluir la parte proporcional del costo del servicio pasado que no se haya reconocido aún. Esta parte proporcional se calculará tomando como base el valor actual de la obligación, antes y después de la reducción o liquidación, a menos que sea más coherente utilizar otro criterio.

A efectos de presentación, la empresa podrá compensar un activo de un plan con un pasivo de otro plan, cuando se cumplan necesariamente las dos condiciones siguientes:

  • Tenga derecho, reconocido de forma legal, para el uso de los excedentes de un plan en compensación de las obligaciones de otro plan.
  • Quiera liquidar las obligaciones según su valor neto o quiera realizar el excedente en el primero de los planes, al tiempo que, de forma coincidente liquida su obligación en el otro plan.

La NIC 19 no establece si hay que presentar de forma diferenciada y separada los activos y pasivos circulantes y no circulantes derivados de los planes de prestaciones a empleados jubilados.

Por otro lado, la NIC 19 tampoco especifica si la empresa tiene que presentar el costo por servicios del ejercicio actual, los costos por intereses o la tasa esperada de rentabilidad de los activos vinculados al plan, como integrantes de una partida única de gasto o ingreso en la cuenta de resultados de la empresa.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.