NIC 32. Instrumentos Financieros: Presentación (V). El riesgo y el cambio de valor de los instrumentos financieros

Todas las transacciones con instrumentos financieros, de los descritos en los apartados anteriores, suponen que la entidad se implica en una inversión de efectivo para obtener, en el futuro, un flujo de efectivo (por intereses, dividendos, reembolsos y ventas de los activos y pasivos financieros) que puede ser fijo o, en la gran mayoría de casos, depender de la evolución de ciertas variables, en cuyo caso el rendimiento de la inversión es incierto en el momento presente, lo que hace aparecer al riesgo como un componente muy significativo del rendimiento de los instrumentos financieros.

La identificación de los tipos de riesgo existentes en un instrumento financiero es muy importante para la gestión del mismo, así como para la clasificación y la información contable a revelar, de manera que los usuarios tengan una idea completa de la situación en la que se encuentran las inversiones y la financiación de la entidad. Por otra parte, si se desea neutralizar la presencia del riesgo en un instrumento financiero, mediante una operación de cobertura, es necesario  identificar qué tipo de riesgo se quiere cubrir.

Aunque lo que sigue no es una relación exhaustiva, pretende reflejar los principales tipos de riesgo a los que se enfrenta  la gestión de instrumentos financieros:

  •  Riesgo de mercado: posibilidad de que varíen los precios de mercado del instrumento financiero. Suelen distinguirse tres tipos de riesgo de mercado, que afectan de forma diferente a los instrumentos financieros. Así, el riesgo de valor razonable debido al tipo de interés afecta a todos los instrumentos cuyo precio en el mercado dependa del tipo de interés vigente en cada momento, el riesgo de tipo de cambio afecta a todos los instrumentos que estén expresados (denominados) en una moneda diferente a la de los estados financieros de la empresa y el riesgo de precio, que afecta a las acciones y otros instrumentos derivados de las mismas, está relacionado con la variación que pueda experimentar el precio del instrumento en el mercado, ya sea como consecuencia de la evolución económica general, ya como efecto de la evolución de la entidad. Todos estos riesgos pueden producir pérdidas o ganancias, y tienen que ver tanto con activos financieros como con pasivos financieros.
  • Riesgo de crédito: posibilidad de que una de las partes del contrato no cumpla sus obligaciones contractuales, produciendo una pérdida en las restantes. En este caso el riesgo es normalmente de pérdida, y suele estar relacionado con activos financieros. También se puede denominar riesgo de cobro o riesgo de contraparte.
  • Riesgo de liquidez: posibilidad de que la empresa no obtenga a tiempo los fondos suficientes para cumplir sus compromisos de pago de deudas, lo que le producirá normalmente pérdidas (la causa podría ser, por ejemplo, que tenga que liquidar por debajo de su valor razonable ciertos activos para obtener la liquidez suficiente). Afecta a los pasivos financieros.
  • Riesgo de flujo de efectivo por los tipos de interés: posibilidad de que los flujos futuros de un instrumento financiero puedan fluctuar por causa de los tipos de interés de mercado, por ejemplo cuando  se contratan instrumentos con intereses variables en función de algún tipo de referencia.

La gestión de riesgos presentes en un instrumento financiero implica que la entidad tiene que identificarlos y tratar de minimizar los que sean más significativos. Para esta misión puede recurrir a técnicas de diversificación del riesgo (por ejemplo, se puede reducir el riesgo de tipo de cambio repartiendo las inversiones entre diferentes tipos de monedas cuyos cambios tengan un comportamiento opuesto en el mercado) o bien a derivados financieros (por ejemplo se puede fijar el flujo de efectivo a recibir de un cliente en moneda extranjera vendiendo a plazo o a futuro el montante derivado del mismo por una cantidad prefijada de u.m.).

La clasificación de un instrumento financiero es también una indicación de los riesgos que la entidad asume con el mismo. El caso más claro es la categoría de activos financieros a costo amortizado, con la intención de mantenerlos hasta el vencimiento, y cumplir con todos los flujos de efectivo contractuales. Al clasificar como tal un instrumento financiero, la empresa está declarando que renuncia a exponerlo al riesgo de valor razonable por causa de los tipos de interés, ya que no va a disponer del mismo a lo largo del periodo que resta hasta su reembolso.  Esto no quiere decir que no soporte otros riesgos como el de tipo de interés (por ejemplo, si el interés es variable) o el riesgo de crédito (si se deteriora  la solvencia del deudor). Por el contrario, si la clasificación es como activo financiero a valor razonable con cambios en resultados, la empresa está afirmando que el riesgo de mercado es un factor clave de la gestión del instrumento financiero.

La identificación de los riesgos y de los factores que los determinan, como se ha dicho, son dos aspectos fundamentales de la información que debe suministrar la empresa, para que los usuarios puedan calibrar el grado de exposición soportado por la entidad, junto  con la política que la empresa sigue en su gestión. Por ello, la NIIF 7 exige que la entidad revele información sobre el riesgo de tipo de interés de cada clase de activos financieros y pasivos financieros (fechas de revisión, fechas de vencimiento y tipos efectivos de los instrumentos),  así como el grado de exposición al riesgo de crédito de los activos financieros (importe recuperable y concentraciones significativas de riesgo), que tiene especial significación en las entidades bancarias.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.