NIC 36. Deterioro de Activos (VI). Registro contable de las pérdidas por Deterioro del Valor

Una vez que la empresa reconoce un activo en su balance, éste figurará a su valor neto contable, salvo que se vea modificado por causas internas o externas que afecten al mismo. Cuando el valor recuperable del activo es superior al contable neto, cabe la opción de reconocer una reserva de revalorización. En sentido contrario, cuando el valor contable neto es superior al recuperable hay que reconocer la pérdida consecuente o deterioro de valor.

A la hora de reconocer la pérdida por deterioro de valor habrá que tener en cuenta si la empresa ha revaluado el activo o no.

  • Si la empresa no ha revaluado, la pérdida por deterioro se contabilizará con cargo a los resultados del ejercicio y, si la pérdida fuera superior al valor neto contable, la diferencia se reconocerá como un pasivo, si existiera una norma que obligara a ello.
  • Si el activo se encuentra revalorizado previamente, la pérdida de valor afectará a los fondos propios y habrá que disminuir su saldo hasta el límite del importe de la reserva de revalorización dotada para ese activo.

El proceso contable para su reconocimiento se expresa mediante el siguiente esquema:

EJEMPLO DE APLICACIÓN:

Una sociedad adquirió una máquina para su actividad productiva por importe de 25.000 u.m. el 1 de enero del ejercicio X. Se aplicó una depreciación lineal en función del valor neto contable del bien y tomando como vida útil inicial 10 años. Transcurrido un año, y como consecuencia del proceso de depreciación sistemática, su Valor Neto Contable era de 22.500 u.m.

En ese momento, al cierre, la dirección recibe información de los éxitos que un fabricante extranjero está obteniendo con la producción de una maquinaria de similares características pero con distinta tecnología, que perjudica sensiblemente la productividad relativa de la que adquirió, mermando sus flujos futuros de tesorería. Como consecuencia de ello, y tras hablar con distribuidores nacionales, se consideró oportuno reducir su valor de mercado a 18.000 u.m.

Un año más tarde, a finales del ejercicio X+1, se aprecia que la nueva tecnología a la que se ha hecho referencia no contó con la confianza suficiente de los distribuidores nacionales, debido a ciertos problemas de montaje. La dirección decide reasignar un valor recuperable a su activo de 23.000 u.m.

Finalmente, en el año X+2, los nuevos avances tecnológicos realizados, acompañados por un mejor posicionamiento de los fabricantes de la susodicha maquinaria, consiguieron la confianza del mercado afectando de esta manera el valor razonable de la anteriormente adquirida, cuyo valor contable neto se estima en 17.000 u.m.

La siguiente tabla recoge los diferentes valores que deberían figurar en los estados contables siguiendo el procedimiento de la NIC 36.

Registro contable a 31 de diciembre del ejercicio X

La sociedad reconoce una pérdida de valor por importe de 4.500 u.m. y reduce el valor contable neto hasta el nuevo importe de 18.000 u.m.

Registro contable a 31 de diciembre del ejercicio X+1

Se incrementa el valor contable del activo hasta los 23.000 u.m., lo que da lugar a una reserva de revalorización de 7.000 u.m., ya que el valor asignado es superior al valor contable neto. (23.000 u.m. – 16.000 u.m.)

Registro contable a 31 de diciembre del ejercicio X+2

El nuevo valor recuperable pasa a ser de 17.000 u.m., procediéndose a disminuir la reserva por revalorización de activos en 3.125 u.m. (20.125 u.m. – 17.000 u.m.)

Obsérvese que:

  1. Las depreciaciones se ajustan al variar el valor contable por ajuste con el valor recuperable.
  2. La pérdida por deterioro del año X+2 no se imputa al resultado ya que existe reserva de revalorización previa.
  3. La reserva por revalorización quedará tras el ajuste del ejercicio X+2 en 3.875 u.m.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.