NIC 37. Ejercicio provisiones por desmantelamiento

Revisión de las provisiones por desmantelamiento

A comienzos del año 2006, la Sociedad A realiza una inversión en una instalación, la cual deberá ser sometida a una actuación de desmantelamiento cuyo importe es significativo. Actualmente, el desmantelamiento supondría un costo de 500.000 u.m. La misma tendrá lugar dentro de 12 años, estimándose el incremento de costo en un 3%* anual. Este desmantelamiento se producirá 3 años después de que el activo cese de operar.

La provisión se actualiza con un tipo de descuento que considera el valor temporal del dinero a la fecha de cierre más los riesgos específicos de este tipo de pasivos, situándose en el 5%**.

Se pide:

Registre los efectos contables en los dos escenarios que le planteamos y que no están relacionados entre sí:

  1. Al cierre de 2010, los costos de desmantelamiento, lejos de aumentar han disminuido ligeramente, debido a la mayor competencia entre las empresa constructoras dedicadas a esta actividad. Este costo se situaría al cierre de 2010 en 480.000 u.m. (se mantiene una estimación del incremento anual del 3%). Por su parte, las mayores tensiones financieras en los mercados sitúan el tipo de descuento en el 7%***.
  2. Al cierre de 2016, el costo del desmantelamiento es revisado pues se ha producido una mejor tecnológica que permite reducir el mismo significativamente (550.000 u.m.).

Solución:

El costo de adquisición de un elemento de propiedad, planta y equipo debe incorporar los costos previstos para el desmantelamiento de los elementos. El valor futuro de estos costos se obtiene a partir del costo actual estimado proyectado hacia el futuro. A tal fin, se puede determinar cuál es la previsión de crecimiento del costo anual y proyectarlo en el horizonte necesario hasta el momento en que tenga lugar la actuación de desmantelamiento.

Una vez que tenemos calculado el valor futuro del costo por desmantelamiento, y dado que el momento de valoración es el actual, lo que tendremos que realizar es descontar este valor futuro, pero ahora con una tasa de interés que contemple el valor del dinero en el tiempo, y todos los riesgos inherentes a la empresa, por lo que la mejor estimación de esta tasa, será la tasa de interés que nos aplique nuestra entidad bancaría para un préstamo, por el importe del valor que necesitamos para cancelar nuestra obligación futura, y a un plazo de tiempo previsto para la realización del desmantelamiento del elemento de propiedad, planta y equipo.

En el caso expuesto, el registro inicial se obtendría a partir de los cálculos descritos en la tabla 1.

Para realizar la estimación, se ha considerado un incremento anual del costo del 3% (una posibilidad es establecer este porcentaje de crecimiento, como el resultado de añadir la inflación prevista para los siguientes años, y el aumento en el Producto Interior Bruto del sector en el que opera la empresa encargada de realizar el desmantelamiento, de esta forma: g = (1+Inflacción) x (1+PIBSector) – 1), de tal manera que la mejor estimación del valor futuro es de 712.880 u.m.; dado que esa deuda futura debe registrarse por su valor razonable, éste equivale al valor actual, descontado a un tipo de descuento que considera el valor temporal del dinero a la fecha del cierre del balance así como los riesgos específicos asociados a la cancelación de este tipo de pasivo (NIC 37, párrafo 47). En el caso que nos ocupa éste se sitúa a comienzos de 2006 en el 5% (La mejor estimación de este tipo de descuento, es acudir a nuestra oficina bancaría, y proponer una operación de préstamo, por el importe del costo de desmantelamiento actual, y a un plazo de 12 años, y el tipo de interés que nos aplique el banco, será el tipo de descuento que usaremos en la operación).

El registro contable en el momento de la inversión sería:

Este asiento reconoce una deuda contraída por la empresa desde el primer momento, cuya extinción no puede rechazar. Dado que el importe a desembolsar es estimado se reconoce una provisión. La contrapartida es un incremento del valor del elemento de propiedad, planta y equipo a recuperar a lo largo de su vida útil.

La actualización del valor de la provisión por desmantelamiento al cierre genera un cargo en el epígrafe de gasto financiero y un abono en la citada provisión. Al cierre de 2006, el cargo sería:

El cargo por depreciación del activo correspondiente al componente de costo derivado de la provisión sería:

La depreciación se obtiene:

44.107 = 396.959 / 9 años de vida útil.

La cuestión que se plantea en los dos casos implica una revisión del valor actual de la provisión a acometer.

Escenario a.- Al cierre de 2010, los costos por desmantelamiento, lejos de aumentar, han disminuido ligeramente, debido a la mayor competencia entre las empresas constructoras dedicadas a esta actividad. Este costo se situaría al cierre de 2010 en 480.000 u.m. (se mantiene una estimación del incrementos anual del 3%). Por su parte, las mayores tensiones financieras en los mercados sitúan el tipo de descuento en el 7%.

Llegado el cierre de 2010, la compañía registra el ajuste por la disminución estimada en el valor del pasivo. Éste se produce debido al efecto tanto del cambio en la tasa de descuento (un aumento de la misma determina una reducción del pasivo), así como de la contención en los costos necesarios para abordar la rehabilitación que también provoca una reducción adicional del citado pasivo. Los cambios derivados de modificaciones en la tasa de descuento no afectan al valor total del gasto a reconocer, afectando sólo a la distribución de los mismos a lo largo del tiempo así como a la composición del componente que afectará a resultados de explotación y financieros. Por el contrario, los cambios en los costos estimados influyen en el valor total del gasto a reconocer. La tabla 2 presenta los valores iniciales y ajustados:

El ajuste de la provisión se realiza con abono al valor del activo (CINIIF 1, párrafo 5.1) o en la propia descripción de los movimientos de la cuenta Provisiones por desmantelamiento, retiro o rehabilitación del activo que prescribe su cargo o abono al elemento de propiedad, planta y equipo en caso de cambio de la estimación. Los cambios de estimación tienen carácter prospectivo afectando al resultado del ejercicio y siguientes (NIC 8, párrafo 38). Por tal motivo, se obtiene el valor actual al inicio del ejercicio considerando la nueva tasa de descuento del (7%).

El cargo por depreciación del activo en 2010 y siguientes se revisaría ante el  nuevo plan de depreciación:

La depreciación se obtiene:

33.431 = (343.583 – (44.107 x 4)) / 5 años de vida útil restante.

El cargo por gasto financiero a 31 de diciembre de 2010 se obtiene multiplicando el valor actual de la provisión al inicio del ejercicio (343.583 u.m.) por la nueva tasa de descuento (7%), se reflejará con el siguiente asiento:

Escenario b. Al cierre de 2016, el costo del desmantelamiento es revisado pues se ha producido una mejor tecnológica que permite reducir el mismo significativamente (550.000 u.m.).

En este escenario, el cambio de estimación se produce en el período intermedio entre la fecha en que finalizó la vida útil del activo (por lo que el activo se encuentra completamente depreciado) y la fecha de ejecución de la actuación. En ese período, el pasivo sigue actualizándose hasta el momento de su extinción. Cualquier cambio en los costos estimados deparará un cambio en el valor del pasivo que, en este caso se reconocerá en resultados (CINIIF 1, párrafo 7). El ajuste en este caso afectará al ejercicio presente y, por el efecto del cambio de la base de actualización, al ejercicio presente y futuro (en su componente financiero).

Una de las cuestiones que se plantean es si el ajuste en el pasivo se debe registrar entre los resultados financieros o de explotación. En nuestra opinión, los cambios de estimación cuya causa sea una revisión del tipo de descuento se deberían registrar entre los resultados financieros, mientras que los que tengan por causa una cambio en la estimación de los costos a incurrir deberían ajustarse entre los resultados de explotación, dado que su origen fue la estimación de un costo de explotación (el valor del activo).

En el caso que nos ocupa, el efecto se debe a una variación en el costo de explotación, dado que la tasa de descuento se mantiene en el 5% inicial.

El asiento contable sería el siguiente:

Por la reclasificación a corto plazo, se registraría:

Por último, el cargo por gasto financiero en el ejercicio 2016 sería (513.832 x 5%):

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.