NIC 37. Reconocimiento de Contingentes

Reconocimiento de pasivos contingentes: 

Los pasivos contingentes no se hacen constar ni en el balance de situación ni en la cuenta de resultados. La existencia de un pasivo contingente, se expresa mediante la incorporación de información en las notas a los estados financieros.

Cuando exista una responsabilidad compartida, es decir, la empresa sea responsable, de forma conjunta y solidaria, en relación con una determinada obligación, contablemente se trata de la siguiente forma:

  • La parte de la deuda que se espera que cubran los demás responsables, se tratará como una pasivo contingente y, por tanto, será objeto de información en las notas.
  • En cambio, por la parte de la obligación para la que sea probable una salida de recursos que incorporen beneficios económicos futuros, la empresa reconocerá una provisión (salvo en la extremadamente rara circunstancia de que no pueda hacer una estimación fiable de tal importe en cuyo caso se informará de ello en las notas).

Los pasivos contingentes pueden evolucionar de manera diferente a la inicialmente prevista. Por ello, han de restimarse continuamente, con el fin de determinar si se ha convertido en probable la eventualidad de salida de recursos que incorporen beneficios económicos futuros.

Si, para una partida tratada anteriormente como un pasivo contingente, se estimase probable la salida de tales recursos económicos en el futuro, entonces se reconocería la correspondiente provisión en el balance de situación del período en el que ha ocurrido el cambio en la probabilidad de ocurrencia (salvo en la extremadamente rara circunstancia de que no pueda hacerse una estimación fiable de tal importe).

Reconocimiento de activos contingentes:

Normalmente, los activos contingentes surgen por sucesos inesperados o no planificados, de los cuales nace la posibilidad de una entrada de beneficios económicos en la empresa. Un ejemplo puede ser la reclamación que la empresa está llevando a cabo a través de un proceso judicial, cuyo desenlace es incierto.

Los activos contingentes no tienen que reconocerse en el balance ni en la cuenta de resultados, ya que ellos podría significar el reconocimiento de un ingreso que quizá nunca se realice. No obstante, cuando la realización del ingreso sea prácticamente cierta, el activo correspondiente deja de tener carácter contingente y, por lo tanto, es apropiado su reconocimiento como ingreso (en la cuenta de resultados) y como activo en el balance de situación.

En el caso de que existiendo activos contingentes, sea probable (pero no prácticamente cierta) la entrada de beneficios económicos en la empresa, se informará de los mismos mediante la incorporación de información en las notas a los estados financieros.

Los activos contingentes han de ser evaluados de forma continuada, con el fin de asegurar que su evolución se refleja apropiadamente en los estados financieros. Así, en el caso que la entrada de beneficios económicos en la empresa pase a ser:

  • Prácticamente cierta, se procederá al reconocimiento del ingreso y del activo en los estados financieros del periodo en que dicho cambio haya tenido lugar.
  • Probable, la empresa informará en las notas a los estados financieros sobre el correspondiente activo contingente.

En este sentido, el Marco Conceptual del IASB, en su párrafo 4.40 establece que el concepto de probabilidad se utiliza, en las condiciones para su reconocimiento, con referencia al grado de incertidumbre con que los beneficios económico futuros asociados al mismo llegarán a, o saldrán de la entidad. El concepto tiene en cuenta la incertidumbre que caracteriza el entorno en que opera la entidad. La medición del grado de incertidumbre, correspondiente al flujo de los beneficios futuros, se hace a partir de la evidencia disponible cuando se preparan los estados financieros. Por ejemplo, cuando es probable que una cuenta por cobrar de otra entidad vaya a ser pagada por ésta, es justificable, en ausencia de cualquier evidencia en contrario, reconocer tal cuenta por cobrar como un activo. No obstante, para buena parte de las cuentas por cobrar, se considera normalmente probable un cierto grado de impago; y por tanto se reconoce un gasto que representa la reducción esperada en los beneficios económicos por tal motivo.

Igualmente en el párrafo 4.42 del Marco Conceptual establece que una partida que, en un determinado momento no cumpla las condiciones para su reconocimiento, puede sin embargo cumplir los requisitos para ser reconocida como consecuencia de circunstancias o sucesos, producidos en un momento posterior en el tiempo. Este es el caso concreto de una inversión en un terreno al que inicialmente no se le de una finalidad específica, y por lo tanto se convierte en un activo del que la probabilidad de obtener beneficios económico futuros no es prácticamente cierta, y se convierte en un activo contingente, no obstante evolucionando en el tiempo surge un proyecto concreto sobre este terreno, y en este caso la probabilidad de obtener beneficios económico futuros es prácticamente del 100%, pasando a reconocerse en este momento como un activo en el balance.

Así en el artículo 4.45 del Marco Conceptual nos aclara que un activo no es objeto de reconocimiento en el balance cuando se considera improbable que, del desembolso correspondiente, se vayan a obtener beneficios económicos en el futuro. En lugar de ello, tal transacción lleva el reconocimiento de un gasto en el estado de resultados. Este tratamiento contable no implica que la intención de la gerencia, al hacer el desembolso, fuera otra que la de generar beneficios económicos en el futuro, o que la gerencia estuviera equivocada al hacerlo. La única implicación de lo anterior es que el grado de certeza, sobre los beneficios económicos que van a llegar a la entidad, tras el presente período contable, es insuficiente para justificar el reconocimiento del activo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.