Niveles de calificación de la deuda

En el sistema económico capitalista, los mercados financieros son una pieza clave y una palanca indispensable para el desarrollo económico de cualquier empresa o país. El sistema crediticio permite a las empresas y a los particulares conseguir los fondos necesarios para llevar adelante sus planes de inversión, ahorro o gasto.

Para asegurar un funcionamiento apropiado de los mercados de crédito a nivel internacional, las agencias internacionales especializadas en la clasificación del crédito han establecido diferentes niveles para valorar las deudas contraídas por empresas y Estados.

Estas agencias de evaluación y clasificación de deudas y riesgos por impagos (conocidas en todo el mundo como "agencias de calificación") son las que determinan el nivel de riesgo y deuda de los diferentes agentes económicos. Las tres agencias de "rating" más importantes del mundo son Moody's, Standard & Poor's y Fitch Ratings. Cada una de ellas ha establecido sus propios criterios para valorar y clasificar los distintos niveles de deuda.

Así, la agencia Moody's Investor Service determina los niveles de deuda en función del plazo. Por un lado, las deudas pueden clasificarse en deudas a corto plazo. En este caso, las categorías son las siguientes: "Prime-1", "Prime-2", "Prime-3" y "Not Prime". En la primera categoría, Moody's considera que el deudor tiene una capacidad superior que le permitirá asumir sus obligaciones en un periodo de tiempo corto. En la segunda y la tercera, esa capacidad es sólida y aceptable, respectivamente. Por último, la última categoría se aplica a deudas que no pueden clasificarse con exactitud.

En cuanto a las deudas a largo plazo, Moody's las clasifica en "Grado de inversión" y "Grado especulativo". En el primer grupo se incluyen las categorías Aaa, Aa1, Aa2, Aa3; A1, A2, A3; Baa1, Baa2, Baa3. Mientras que la categoría Aaa corresponde a las deudas de máxima calidad y menor riesgo por impago, la categoría Baa3 alude a todas aquellas deudas cuyo riesgo por "default" es moderado. Por último, el "Grado especulativo" se subdivide en Ba1, Ba2, Ba3; B1, B2, B3; Caa1, Caa2, Caa3; Ca y, por último, C. La última categoría indica que el prestatario tiene altas probabilidades de no poder asumir sus deudas.

Por su parte, la agencia de "rating" Standard & Poor's ha clasificado las deudas atendiendo al mismo patrón temporal. Así, dentro de las operaciones a largo plazo, las inversiones pueden ser estables y, de menor a mayor riesgo crediticio, las categorías son AAA, AA, A, BBB; también pueden ser inversiones especulativas, siendo sus categorías BB, B, CCC, CC, C, ordenadas igualmente de menor a mayor vulnerabilidad por impagos.

En relación a las operaciones a corto plazo, el nivel de deuda puede clasificarse en las categorías A-1, A-2, A-3. B, C y D. Mientras que el nivel A-1 se establece para aquellas deudas en las que el prestatario tiene capacidad total para asumir sus obligaciones, la categoría D es utilizada para aquellos deudores con débitos de cobro imposible.

Por último, la agencia de calificación Fitch Ratings también clasifica las deudas, tanto públicas como privadas, en función de si las emisiones son a corto o a largo plazo. En el caso de las primeras, Fitch ha creado los niveles F1, F2, F3, B, C y D, agrupadas en función de mayor a menor solvencia de los deudores.

Si las emisiones de deuda se dan a largo plazo, estas pueden subdividirse a su vez en "Grado de Inversión" y "Grado especulativo", exactamente como determina la agencia Moody's. En el primer caso, las deudas pueden ser de la categoría AAA, AA, A o BBB (máxima seguridad, seguridad muy alta, gran capacidad de solvencia y alta solvencia, pero más cercana al impago, respectivamente). En último término, en el "Grado especulativo" los niveles pueden ser BB, B, CCC, CC, C, RD y D, desde la solvencia garantizada de la categoría B hasta la posibilidad casi segura de impago con la categoría D.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.