No es sancionable la omisión del prefijo en la factura de venta

Algunos clientes buscan dilatar la radicación, revisión, causación y posterior obligación de pagar las facturas de venta, mediante la devolución del documento por aspectos formales no consagrados en la normatividad, como por ejemplo devolver las facturas porque omitió el prefijo.

Recordemos que el prefijo es una serie alfabética, numérica o alfanumérica máxima de cuatro letras o números con la cual el obligado a facturar puede diferenciar los ingresos provenientes de las ventas o prestación de servicios según la modalidad de pago, por establecimientos de comercio, por ciudad u otra forma, conforme lo señala el artículo 5 de la Resolución 5709 de 1996.

La supuesta causal de devolución por la omisión del prefijo es cuando la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales – DIAN previamente ha autorizado al obligado para que en forma optativa utilice prefijo, no obstante éste no fue incluido en la factura y el cliente aprovechándose de la situación argumenta el incumplimiento del requisito d) del artículo 617 del Estatuto TributarioLlevar un número que corresponda a un sistema de numeración consecutiva de facturas de venta”.

Argumento errado porque la autorización para numeración de facturas (utilización de prefijo) es un mecanismo técnico de control que es independiente de los requisitos de la factura del mencionado artículo 617[1]; por lo tanto, el cliente únicamente deberá preocuparse por verificar que la factura cumpla con lo establecido por el artículo 771 – 2 ibídem, para efectos de la procedencia de costos, deducciones e impuestos descontables.

Cuando los proveedores de bienes y/o servicios expidan facturas de venta incumpliendo con los mecanismos técnicos de control adoptados por la DIAN, serán los únicos responsables más no sus clientes, quienes reitero sólo deberán  revisar el cumplimiento de los siguientes requisitos:

b. Apellidos y nombre o razón y NIT del vendedor o de quien presta el servicio.

c. Apellidos y nombre o razón social y NIT del adquirente de los bienes o servicios, junto con la discriminación del IVA pagado.

d. Llevar un número que corresponda a un sistema de numeración consecutiva de facturas de venta.

e. Fecha de su expedición.

f. Descripción específica o genérica de los artículos vendidos o servicios prestados.

g. Valor total de la operación.

Por último, es importante resaltar lo consagrado en el parágrafo del artículo 771 – 2 donde se advierte que el requisito del literal d) del artículo 617 se entenderá cumplido cuando la factura contenga la correspondiente numeración; es decir el documento cumple con la simple existencia del número.


[1] Sentencia 14451 del 7 de diciembre de 2005 del Consejo de Estado

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.