No existe error aritmético cuando no se liquida el anticipo del impuesto de renta

Cuando el contribuyente no liquida el anticipo del impuesto a la renta, o lo hace equivocadamente, no se configura el error aritmético de que trata el artículo 697 del estatuto tributario.

Como la Dian no puede reliquidar el anticipo del impuesto  la renta en la liquidación oficial de revisión, se les ocurrió que entonces era viable aplicar el artículo 697 del estatuto tributario, considerando que allí se configurara el error aritmético, a lo que la sección cuarta del Consejo de estado en sentencia 16817 del 10 de junio de 2010, con ponencia de magistrado Hugo Fernando Bastidas Bárcenas ha dicho que no:

En efecto, si bien el numeral 30 del artículo 697 del E.T. señala que se presenta error aritmético cuando al efectuar cualquier operación aritmética resulte un valor equivocado que implique un menor valor a pagar por concepto de impuestos, anticipos o retenciones a cargo del declarante, o un mayor saldo a su favor para compensar o devolver, debe partirse del supuesto de que hay una operación aritmética mal calculada, en primer lugar, y que ésta arroja como resultado un menor valor a pagar o el mayor saldo a favor, en segundo. Si no se dan ambas condiciones no se configura ninguna de las causales de error aritmético. Por lo tanto, la Administración debe establecer ambos presupuestos para proceder a corregir el yerro por medio de la liquidación de corrección aritmética. Aunque conforme con el análisis efectuado la DIAN hizo una operación aritmética, la Sala considera que la misma no se derivó de un simple error. La controversia era de fondo, porque había que analizar si era procedente tener en cuenta las retenciones practicadas y devueltas a la demandante para calcular el anticipo. Para el efecto era necesario analizar el artículo 807 del E.T., el artículo 54 de la ley 550 de 1999 y el caso concreto de la demandante. En ese contexto la Administración no podía, mediante una liquidación de corrección aritmética, cuestionar el anticipo y realizar un nuevo cálculo y, por lo tanto, los actos no se ajustaron a derecho.”

Es evidente que  no se trata de simples números y cálculos como lo ha anotado el Consejo, puesto que incluso hay que echar mano de la declaración del periodo gravable anterior, lo que desvirtúa la naturaleza de la declaración oficial de corrección aritmética. En este caso, hay que discutir algo de fondo como es si el contribuyente tenía o no la obligación de calcular el anticipo, lo cual está lejos de ser un mero cálculo matemático. En error aritmético debe ser determinado únicamente con los valores que el contribuyente ha incluido en su declaración. Si con los datos plasmados en la declaración no se puede demostrar un error aritmético, de cálculo, el asunto es de fondo y no aplica el artículo 697 del estatuto tributario.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.