No mande hacer, hagamos

El recurso humano es esencial en cualquier empresa, y algo que afecta negativamente el recurso humano, es el jefe que manda hacer pero no hace, ese jefe que no se pone la camiseta sino que mira con desdén  desde su púlpito.

El jefe, que no debe ser un jefe sino un líder, no debe limitarse a dar órdenes, sino que debe ponerse a trabajar en equipo junto a su equipo. El asunto no es que el jefe diga qué hacer, se trata de que el jefe diga qué haremos, que se incluya dentro del proceso.

La motivación y el compromiso de los empleados para con la organización, dependen en  buena parte del jefe inmediato, por tanto, ese jefe o líder tiene una gran responsabilidad, razón suficiente para que la empresa diseñe programas y políticas para conseguir que sus jefes sean verdaderos líderes y no capataces fanáticos de la frase aquella que dice que quien manda manda aunque lo haga mal. Es importante tener claro que todo esfuerzo puede ser echado a perder por un jefe que no sabe liderar, que sólo sabe mandar y recriminar. Es posible que esa sea una de las grandes falencias de nuestras empresas que les impide ser competitivas.

Desafortunadamente en nuestro medio, en nuestra cultura pensar en algo así es casi utópico, pero con la globalización, con la llegada de organizaciones y multinacionales que el otorgan al recurso humano su verdadera dimensión, su verdadera importancia, nuestras empresas domésticas tendrán que tomar medidas si quieren sobrevivir.

Nuestras pequeñas y medianas empresas, que aún siguen ancladas en el pasado respecto a la gestión del recurso humano, han tenido y tendrán serios problemas por no saber tratar a su personal, y lo peor del asunto es muchas de estas empresas no se han dado por enterado de las ventajas que supone cambiar los jefes por líderes de equipo.

MÁS SOBRE >

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.