No todas las personas naturales con consignaciones superiores a 4.500 UVT deberán pertenecer al régimen común

La primera parte del artículo 499 del Estatuto Tributario señala el universo de personas naturales que pertenecerían al régimen simplificado del impuesto a las ventas si cumple con la totalidad de las condiciones allí enumeradas, advirtiendo que no son todas las personas naturales sino únicamente las que realizan operaciones gravadas con IVA que tenga cualquiera de las calidades de comerciante o artesano (que sean minorista o detallista), agricultor o ganadero; así como también las que prestan servicios gravados.

Por lo anterior y para efectos del impuesto a las ventas las personas naturales se clasificarían en tres grandes grupos: 1. Sin régimen, 2. Pertenecientes al simplificado y 3. Pertenecientes al común, veamos:

Clasificación de las personas naturales para efectos de IVA

Grupo

Nombre

Requisitos y condiciones

1

Sin régimen

a) No realiza operaciones gravadas con IVA,b) No tiene la calidad de comerciante ni artesano,

c) No es minorista o detallista,

d) No tiene la calidad de agricultor ni ganadero y

e) No presta servicios gravados con IVA.

2

Simplificado

Cumple con los requisitos y la totalidad de las condiciones señaladas en el artículo 499 del Estatuto Tributario.

3

Común

a) Cumple con los requisitos de la primera parte del artículo 499 ibídem  yb) Incumple con cualquiera (una o más) de las condiciones de los numerales del artículo 499 ibídem.

En ese orden de ideas las personas naturales sin régimen en el impuesto a las ventas podrán tener en el año anterior o durante el respectivo año consignaciones bancarias, depósitos o inversiones financieras superiores a 4.500 UVT sin tener que pasarse al régimen común, porque ese procedimiento únicamente aplica para las que son del simplificado, conforme al artículo 508 – 2 del Estatuto Tributario.

Diferente es la situación de las personas naturales del simplificado que deberán tener especial cuidado con esa condición, tal como lo comenta nuestro lector José Villa en un editorial anterior:

“(...)

Especial cuidado en este punto, pues se refiere a consignaciones de todo tipo sin interesar su procedencia, por tanto si una persona natural, régimen simplificado de IVA, en el año 2013, vendió su casa, por ejemplo, en $150.000.000, y consignó ese dinero en su cuenta bancaria de ahorros o corriente, o adquirió con ese dinero acciones que coticen en bolsa de valores (de ecopetrol, por ejemplo), de una tiene que pasarse en el 2014 al régimen común. Lo mismo le pasaría, si alguien le ha confiado un dinero en el año 2013 (digamos $125.000.000), y esta persona del régimen simplificado le dió por consignar en el año 2013 en su cuenta bancaria esos dineros ajenos, pues va a parar en el 2014 al régimen común, sin decir siquiera, Pío!, Pío!."

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.