Novación por sustitución del deudor o del acreedor

La novación puede darse por la sustitución del deudor o del acreedor; se entiende que hay novación de la obligación por el reemplazo del deudor, cuando el acreedor manifiesta dar libertad al deudor primitivo respecto de la obligación y tomar como nuevo deudor al sustituto; sin la manifestación del acreedor de dar libertad al deudor primitivo no hay novación y el tercero se toma como delegado del deudor para realizar el pago.

La novación por sustitución del deudor se encuentra regulada en el artículo 1694 del código civil, dicho artículo al respecto se refiere de la siguiente manera:

La sustitución de un nuevo deudor a otro no produce novación, si el acreedor no expresa su voluntad de dar por libre al primitivo deudor. A falta de esta expresión se entenderá que el tercero es solamente diputado por el deudor para hacer el pago, o que dicho tercero se obliga con él solidaria o subsidiariamente, según parezca deducirse del tenor o espíritu del acto”.

Entonces, teniendo en cuenta lo anterior el requisito necesario para que haya novación por sustitución del deudor, es que el acreedor libere de la obligación al deudor primitivo. En cuanto a la novación por sustitución del acreedor se refiere, en este caso es necesario que el deudor contraiga una nueva obligación con un tercero, y además que el deudor sea liberado por el acreedor primitivo.

Cuando hay sustitución del acreedor por un tercero para que dicha novación sea válida es menester que la obligación sea nueva, ya que la simple subrogación de un tercero en los derechos del acreedor no constituye novación, ahora ¿Qué sucede si el tercero o nuevo acreedor no puede obtener el cumplimiento de la obligación por parte del deudor? ¿Puede este iniciar acción en contra del antiguo acreedor?

La regla general es que una vez liberado el acreedor primitivo no hay lugar a iniciar acción en contra de este, sin embargo el tercero que en virtud de la novación se convierte en nuevo acreedor de la obligación, podrá intentar acción en contra del acreedor primitivo una vez este se encuentre liberado, cuando ocurra cualquiera de las siguientes circunstancias:

  •  Que el deudor caiga en insolvencia, para lo cual es necesario que en el contrato en el que se haya efectuado la novación, se establezca que en caso de insolvencia del deudor, se pueda iniciar acción en contra del acreedor primitivo.
  •  por otro lado que la insolvencia del deudor haya sido pública, anterior y conocida.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.