Nuevo incentivo para declarar activos omitidos y excluir pasivos inexistentes de periodos en firme

La ley 1607 de 2012 incluyó un incentivo que desde hace tiempo ha ofrecido el artículo 239-1 del estatuto tributario en lo relativo a la posibilidad de que el contribuyente pueda declarar los activos omitidos y excluir los pasivos inexistentes sin que  genere renta por comparación patrimonial y sin que haya que pagar sanción alguna por tratarse de periodos en firme, no revisables.

En esta ocasión el valor de los activos incluidos o pasivos excluidos no constituirá renta líquida gravable sino ganancia ocasional, que a juzgar por las nuevas tarifas aplicables a las ganancias ocasionales podría ser más beneficioso.

El artículo 163 de la ley 1607 de 2012 adicionó unos parágrafos al artículo 239-1 del estatuto tributario:

PAR. TRANS.—Ganancia ocasional por activos omitidos y pasivos inexistentes. Los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios podrán incluir como ganancia ocasional en las declaraciones de renta y complementarios de los años gravables 2012 y 2013 únicamente o en las correcciones de que trata el artículo 588 de este estatuto, el valor de los activos omitidos y los pasivos inexistentes originados en períodos no revisables, adicionando el correspondiente valor como ganancia ocasional y liquidando el respectivo impuesto, sin que se genere renta por diferencia patrimonial, ni renta líquida gravable, siempre y cuando no se hubiere notificado requerimiento especial a la fecha de entrada en vigencia de la presente ley. Cuando en desarrollo de las actividades de fiscalización, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales detecte activos omitidos o pasivos inexistentes, el valor de los mismos constituirá renta líquida gravable en el período gravable objeto de revisión. El mayor valor del impuesto a cargo determinado por este concepto generará la sanción por inexactitud.

En cualquier caso, los activos omitidos que se pretendan ingresar al país, deberán transferirse a través del sistema financiero, mediante una entidad vigilada por la Superintendencia Financiera, y canalizarse por el mercado cambiario.

PAR. 1º—El impuesto a las ganancias ocasionales causado con ocasión de lo establecido en el primer inciso de este artículo deberá pagarse en cuatro (4) cuotas iguales durante los años 2013, 2014, 2015 y 2016 o 2014, 2015, 2016 y 2017, según corresponda, en las fechas que para el efecto establezca el Gobierno Nacional.

PAR. 2º—En caso de que se verifique que el contribuyente no incluyó la totalidad de los activos omitidos o no excluyó la totalidad de los pasivos inexistentes, automáticamente se aplicará el tratamiento previsto en el inciso 2º de este artículo. En este último evento se podrá restar del valor del impuesto a cargo el valor del impuesto por ganancia ocasional, efectivamente pagado por el contribuyente.

PAR. 3º—La inclusión como ganancia ocasional en las declaraciones del impuesto sobre la renta y complementarios del valor de los activos omitidos y los pasivos inexistentes originados en períodos no revisables, establecida en el inciso 1º del presente artículo no generará la imposición de sanciones de carácter cambiario.

Es una apuesta grande del gobierno para conseguir que muchos contribuyentes “legalicen” los activos que por años han omitido, muchos de los cuales están en el exterior en algún paraíso fiscal o en algún fondo creado para ocultar de diferentes formas los bienes de quienes apuestan por esa estrategia (recordar caso interbolsa).

Además de esa especie de amnistía fiscal, hay una gran comodidad para pagar el impuesto resultante pues se puede hacer en 4 años. Una oportunidad sin igual para quienes quieran apostar a lo seguro y no arriesgar su capital en operaciones y estrategias que pueden no ser fiables.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.