Nuevos impuestos en el plan nacional de desarrollo 2014-2018

Por: GERARDO CASTRILLON A – Docente UNIAMAZONIA

El Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 “Todos por un nuevo País” trajo consigo una nueva gama variada de impuestos para los colombianos, concebidos como instrumentos de financiación para los ejes estratégicos y políticas públicas adoptados en el nuevo plan, con 267 artículos, recientemente aprobado por el Congreso de la República y que requirió la conciliación entre la Cámara y Senado, por diferencias en los textos aprobados en cada una de ellas.

Recordemos que la ley del Plan, es una ley orgánica, de superior jerarquía a las leyes estatutarias y ordinarias como las reformas tributarias, por consiguiente se constituyen en un poderoso instrumento fiscalista.

Veamos mejor, a que tenemos que ir acostumbrándonos los Colombianos que debemos estar preparados para este nuevo pago de impuestos, tasas y contribuciones, en el ámbito general de los tributos:

Cobros por servicio de Alumbrado Público, alzas en tarifas de energía, impuestos por congestión y contaminación, impuesto predial, contribución por estacionar en zonas de uso público, tasa por transitar en la Ciénaga de Santa Marta, cobro por registro de Instrumentos Públicos y en donde también se entregan facultades a las administraciones territoriales (Alcaldes y Gobernadores) para reglamentar este tipo de cobros que sean de su competencia y que busca fortalecer más las fuentes de financiamiento ante las necesidades fiscales de la nación, que quiere ajustarse más a las realidades micro y macro económicas y a la situación económica mundial.

 

El primero de ellos y el más conocido, es el Impuesto de Alumbrado Público, que se encontraba reglamentado por una ley antiquísima desde el año de 1913, siendo objeto de variados cuestionamientos legales y constitucionales, ahora ya cuenta con su fundamento legal en una ley orgánica. Este impuesto es muy criticado por no tratarse de un servicio público domiciliario que le llega a uno a la casa como el agua, la luz o el gas, sino que es un servicio para todos y además porque en numerosas ocasiones este servicio no se le presta al ciudadano quien debe transitar por calles y barrios oscuros pero si debe pagarlo, es decir se paga por un servicio que no se presta.

Pero igual como todos los impuestos van a una sola bolsa, se distribuyen por todo el país y esto no garantiza que le llegue a todos los colombianos, principalmente por la ineficiencia y despilfarro que caracteriza a algunas administraciones municipales en el control y manejo de estos recursos.

El otro también muy novedoso, entrega facultades a los Alcaldes quienes tendrán la iniciativa y potestad para que cobren una contribución, si así lo estiman conveniente, por el servicio de garajes o zonas de estacionamiento de uso público, que de un lado busca generar la cultura del uso del transporte público y de la bicicleta con el fin de evitar el congestionamiento y contaminación vehicular y de otro, la búsqueda de nuevos recursos para la solución de los problemas de movilidad que se vive en las ciudades. Muy seguramente este tipo de medidas la estrenarán las nuevas administraciones territoriales, porque las actuales ya con el sol a sus espaldas no querrán asumir estos costos políticos que siempre traen la implementación de nuevos impuestos para los contribuyentes.

En materia de Impuesto Predial, se busca que todos los contribuyentes tengan la libertad de hacer un auto avalúo catastral, que si bien les implica pagar un impuesto predial más alto, les permite valorizar sus predios para fortalecer su situación patrimonial y para aliviar el impuesto de ganancias ocasionales en caso de venta de la propiedad si se ha poseído más de 2 años. Recordemos que este mecanismo del auto avalúo no lo tienen la inmensa mayoría de capitales y ciudades.

Las tasas por congestión, que recaerá sobre el transporte público, puede impulsar el alza de los precios en los pasajes municipal e intermunicipal.

En materia de tarifas de energía, se hace un incremento de 90 centavos por kilovatios hora despachado y se ha dicho que solo será para los estratos más altos de la población con el fin de poder subsidiar la energía de las áreas rurales, ya que va a nutrir el Fondo de Apoyo Financiero para la Energía de Zonas no interconectadas (FAZNI) y también el Fondo de Energías no Convencionales y Gestión Eficiente de la Energía (FENOGE).

Se aumenta el cobro por registro de Instrumentos Públicos y otorgamientos de escrituras en un 12% a partir del año 2016 y con estos recursos se aspira financiar la política pública de prevención de la delincuencia juvenil, que fortalecería a la Justicia.

Así mismo el gobierno nacional quedó facultado para establecer el cobro de la sobretasa ambiental, a las vías que conducen a la Ciénaga de Santa Marta, a la ciudad de Barranquilla y a Fundación (Magdalena) entre otras.

Para algunos Senadores, el nuevo Plan Nacional de Desarrollo, es una amalgama de reformas normativas, constitución de tarifas, creación de facultades sectoriales y caricias a intereses particulares (Minería).

Para el Gobierno Nacional, el Plan no crea impuestos sino fuentes de financiamiento, para cada uno de sus ejes estratégicos.

Recordemos que en anteriores ocasiones la aprobación de las Leyes del Plan Nacional de Desarrollo, viene acompañado de todo tipo de medidas fiscales, que han sobrevivido el examen constitucional, lo que hace pensar que este no será la excepción.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.