Objeto de las medidas cautelares en la acción popular

La acción popular dependiendo del estado de la vulneración, que se esté causando al derecho o interés colectivo alegado como amenazado o violado, tiene tres finalidades de acuerdo con lo establecido por la ley 472 de 1998:

  • Evitar el daño que pueda llegar a causarse.
  • Hacer cesar el peligro o la amenaza, cuando el daño se ha empezado a causar, pero no se ha consumado.
  • Restituir al estado anterior las cosas cuando esto sea procedente, si el daño se ha causado en su totalidad.

Teniendo en cuenta el objeto de la acción popular, el decreto de medidas cautelares en esta acción es fundamental a la hora de evitar que se sigan menoscabando los derechos e intereses colectivos alegados en la demanda como violados o amenazados; dichas medidas podrán ser decretadas de oficio o a petición de parte.

El propósito de las medidas cautelares decretadas en el proceso de una acción popular, es prevenir un daño inminente, en caso de que aún se encuentre intacto el derecho o interés colectivo, es decir, que lo que existe es amenaza de vulneración no se ha causado daño alguno; ahora si ya está causado el daño la medida propendería a hacer cesar toda acción u omisión que lo causara.

De conformidad con lo señalado en el artículo 25 de la ley 472 de 1998 se podrán decretar las siguientes medidas cautelares:

  • Ordenar que de menara inmediata termine toda acción que pueda generar daño, que lo haya generado o lo siga causando.
  • Ordenar que se realicen las actividades necesarias, cuando la conducta latentemente dañina  sea causa de actos omisivos por parte del demandado.
  • Coaccionar al demandado a constituir caución a fin de garantizar el cumplimiento de cualquiera de las medidas decretadas.
  • Ordenar con cargo al Fondo para la Defensa de los Derechos e Intereses Colectivos los estudios necesarios para establecer la naturaleza del daño y las actividades que deban realizarse para aminorarlo.

Contra el auto que decrete medidas cautelares en el curso de una acción popular proceden los recursos de reposición y apelación, cualquier oposición que se formule en contra de las medidas decretadas debe fundarse, en razón a evitar mayores perjuicios al derecho o interés colectivo, evitar perjuicios al interés público o evitar perjuicios al demandado que lo imposibiliten para cumplir un fallo condenatorio; quien se oponga al decreto de las medidas cautelares, además de argumentar la oposición deberá demostrarla.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.