Obligación formal de declarar en personas naturales NO residentes

La residencia para efectos tributarios tiene una connotación muy importante en la órbita del impuesto de renta y complementarios, al punto de que en algunas jurisdicciones se explique de forma independiente el impuesto de renta de los NO residentes.

Ahora bien, definir si se tiene o no residencia implica que se tribute por ingresos de fuente nacional y extranjera o tan solo ingreso de fuente nacional, igual distinción tiene implicaciones en la determinación del patrimonio fiscal.

Una implicación igualmente importante de la determinación de la residencia tiene que ver con la obligación formal de declarar. En el caso de los residentes todos conocemos las categorías tributarias de las personas naturales (empleados, trabajadores por cuenta propia y otros) y como el decreto de vencimientos tributarios que se expide cada año va en función de los mismos.

No obstante, en el caso de los no residentes el artículo 592 del estatuto tributario señala:

ARTÍCULO 592. Quiénes no están obligados a declarar. No están obligados a presentar declaración de renta y complementarios:

  1. Subrogado. Ley 863/2003, Art. 20. Los contribuyentes personas naturales y sucesiones ilíquidas que no sean responsables del impuesto a las ventas, que en el respectivo año o período gravable hayan obtenido ingresos brutos inferiores a 1.400 UVT y que el patrimonio bruto en el último día del año o período gravable no exceda de 4.500 UVT.
  2. Las personas naturales o jurídicas, extranjeras, sin residencia o domicilio en el país, cuando la totalidad de sus ingresos hubieren estado sometidos a la retención en la fuente de que tratan los artículos 407 a 411, inclusive, y dicha retención en la fuente así como la retención por remesas cuando fuere del caso, les hubiere sido practicada.
  3. Los asalariados a quienes se les eliminó la declaración tributaria.
  4. Adicionado. Ley 223/1995, Art. 29. Los contribuyentes señalados en el artículo 414-1 de este Estatuto.” (Subrayado propio)

El numeral segundo como se resalta, señala que las personas naturales “extranjeras” sin residencia o domicilio cuando la totalidad de sus ingresos estuviesen sometidos a la retención en la fuente de los articulo 407 al 411 del estatuto tributario no están obligados a declarar.

Es decir, que no basta con ser NO RESIDENTE  y que los ingresos tuviesen las retenciones en la fuente señaladas, sino que se requiere se EXTRANJERO para que en virtud del artículo 592 del estatuto tributario no se esté obligado a presentar la declaración de renta y complementarios.

Sin embargo,  la DIAN mediante concepto No 24300 del 21 de agosto de 2015, señala que los NACIONALES que cumplan las condiciones del numeral 2 del artículo 592 del estatuto tributario tampoco estarían obligados a presentar la declaración de renta y complementarios.

El concepto señala:

“Ahora bien, toda vez que el artículo 592 del Estatuto Tributario, armoniza con estas normas, artículos 9, 247 y 406 y del Estatuto Tributario, con el mismo criterio, igualmente debe entenderse modificada tácitamente en el numeral 2 del artículo 592, la expresión “extranjeras”.

Así las cosas, de acuerdo con el numeral 2 del artículo 592 en cita, tratándose de personas naturales (nacionales o extranjeras) sin residencia en el país, en tanto hayan obtenido ingresos de fuente nacional y la totalidad de los mismos hayan sido objeto de las retenciones en la fuente previstas en los artículos 407 a 411 ibídem y, las mismas hubiesen sido practicadas, no están obligadas a declarar renta.”

Queda claro entonces que la distinción entre nacionales y extranjeros respecto de la obligación formal de declarar esta abolida al menos doctrinariamente.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.