Obligación formal de declarar en trabajadores por cuenta propia

La clasificación de las personas naturales respecto de su obligación formal de declarar antes de la reforma tributaria del año 2012 se dividía en asalariados, independientes y a las demás personas naturales.

En el caso de los independientes, el artículo 594-1 señala que los mismos para no estar obligados a declarar debieron haber facturado, y que sobre sus ingresos se les hubiese efectuado retención en la fuente.

Ahora bien, dicha clasificación quedó derogada de forma tácita con la ley 1607 de 2012, con lo cual las personas naturales se dividen en empleados, trabajadores por cuenta propia y otros.

Respecto de la obligación formal de declarar, el artículo 7 del decreto 2623 de 2014 (decreto de vencimientos tributarios) señala lo siguiente:

“ (…)               

b) Los Trabajadores por cuenta propia, residentes en el país, que no sean responsables del impuesto a las ventas del régimen común, cuyos ingresos brutos se encuentren debidamente facturados, sobre los cuales se hubiere practicado retención en la fuente, y que provengan en una proporción igualo superior a un ochenta por ciento (80%) de la realización de una de las siguientes actividades económicas, desarrolladas por el Decreto 1473 del 05 de agosto de 2014: (…)” (Subrayado propio)

Es decir, que la condición que inicialmente estaba contemplada para independientes, fue asimilada para los trabajadores por cuenta propia. Y en esa medida, los trabajadores por cuenta propia para no estar obligados a declarar debieron haber facturado y debió habérseles efectuado retención en la fuente sin perjuicio de las demás condiciones que establece el artículo 7 del decreto 2623 de 2014 literal b).

Ahora bien, la DIAN tiene otra postura, al señalar que aun perteneciendo a la categoría de trabajadores por cuenta propia, en este caso no haber facturado y no habérsele efectuado retenciones en la fuente, de forma residual debe es considerar las condiciones de la categoría de otros.

En términos prácticos. Aun sin cumplir los topes un trabajador por cuenta propia estaba obligado a declarar si no facturaba, pero la DIAN precisó que el hecho de no haber facturado lo incluye de forma residual en la categoría de otros.

Así lo señala puntualmente el oficio 020928 de 2015:

“Es pertinente señalar que el decreto 2972 de 2013 regulaba los lugares y plazos para la presentación de las declaraciones tributarias y para el pago de los impuestos, del periodo gravable año 2013, en lo que respecta al impuesto de renta.

Hecha esta consideración para este despacho es suficientemente claro que la lectura de lo previsto en el artículo 7 del decreto de 2013, y en el decreto 2623 de 2014, aquellos sujetos que no cumplan la condición prevista en el literal b, u que es objeto de su consulta, de manera automática entraran en el supuesto residual previsto en el literal c) del mismo artículo el cual señala que: (…)

(…)

Como consecuencia de ello, a efectos de su aseveración resulta pertinente señalar que las personas naturales que no cumplan con los supuestos previstos del literal b), y que de manera automática cumplan los requisitos del literal c), se regirán por lo allí establecido, y se consideraran No declarantes si cumplen los requisitos allí consagrados, incluyendo para ello la condición de ingresos brutos a la que usted hace alusión.

Finalmente, debe destacarse que el tope de ingresos es una circunstancia que siempre debe tenerse en cuenta para determinar si una persona está obligada o no a presentar declaración de renta.”

Interesante postura, que tiene por único objetivo defender un decreto reglamentario de vencimientos mal redactado e ilegal.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.