Obligaciones que le asisten al propietario fiduciario

El propietario fiduciario es la persona a la cual se le otorga la propiedad con el gravamen de restituirla a otra persona denominada fideicomisario, en caso de que esta ultima cumpla la condición señalada en la escritura pública o en acto testamentario mediante el cual se constituyó el fideicomiso; la calidad de fiduciario también la puede ostentar el mismo constituyente del fideicomiso o sus herederos, de conformidad con lo señalado en el artículo 807 del código civil el cual expresa lo siguiente:

“Cuando en la constitución del fideicomiso no se designe expresamente el fiduciario, o cuando falte por cualquiera causa el fiduciario designado, estando todavía pendiente la condición, gozará fiduciariamente de la propiedad el mismo constituyente, si viviere, o sus herederos”.

Dentro de las principales obligaciones del propietario fiduciario se encuentra la conservación de la cosa, es decir, que deberá asumir las expensas que sean necesarias para tal fin; incluso es obligado a las expensas extraordinarias, sin embargo cuando ejecute estas últimas  tendrá derecho al reembolso previo a la restitución en caso de que el fideicomisario cumpla la condición.

Cuando el fiduciario tiene la libre administración del bien objeto del fideicomiso puede incluso mudar su forma, pero siempre con la obligación de conservar la integridad y el valor, por ejemplo siendo el bien objeto del fideicomiso una casa podrá ser cambiada la estructura, pero no podrá ser destruida. Es obligación además del fiduciario responder por los daños y deterioros que provengan de un hecho o culpa suya.

Si el propietario fiduciario efectúa mejoras no necesarias ¿tiene derecho a pedirlas al fideicomisario en caso de que haya lugar a efectuar la restitución por cumplimiento de la condición?

Las mejoras no necesarias efectuadas por el propietario fiduciario no podrán ser reclamadas por este al momento de la restitución, sin embargo si podrá oponer dichas mejoras como compensación en caso de deber indemnización al fideicomisario por concepto de daños o deterioros causados a la cosa.

Por último hay que señalar un aspecto importante respecto a la responsabilidad que tiene el fiduciario en caso de deterioros; el fiduciario se exime de la responsabilidad por los deterioros causados a la cosa objeto del fideicomiso, cuando de manera expresa en el acto de constitución se le concede el goce de  la propiedad fiduciaria a su arbitrio.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.