Inicio » . » (20 / 12 / 2010 )

Oportunidad legal para presentar el recurso de reconsideración

El recurso de reconsideración que un contribuyente puede interponer contra una liquidación oficial de revisión, está revestido de una especial importancia, toda vez que el paso que da fin a la vía gubernativa, dando paso desde luego  a la jurisdicción contencioso administrativa, por tanto, hay que tener muy clara la oportunidad legal que el contribuyente tiene para interponer el recurso de reconsideración.

Según el artículo 720 del estatuto tributario, el contribuyente puede interponer el recurso de reconsideración dentro de los dos meses siguientes a la notificación del mismo.

Y es aquí donde muchos contribuyentes se han equivocado, puesto que calculan mal el vencimiento de dicho plazo.

Tenemos por cultura dejar las cosas para último momento, y aquí mismo hemos recomendado que en algunos casos podría ser recomendable presentar los diferentes recursos  al final del plazo, pero para eso, hay que calcular correctamente el último día que se tiene para presentar el recurso.

Es arraigada la creencia en nuestro medio que los plazos siempre empiezan a contar desde el día siguiente en que se notifica el hecho. Por ejemplo, si la liquidación oficial es notificada el 5 de abril, se suele creer que los dos meses se empiezan a  corres desde el 6 de abril y que se cumplen el 6 de junio. Craso error, puesto que ese no es el caso del recurso de reconsideración.

Estos errores son recurrentes, y muchos de ellos han terminado en el consejo de estado, de modo que este se ha visto obligado en varias oportunidades a fijar una posición respecto al vencimiento del plazo contemplado por el artículo 720 del estatuto tributario.

En la más reciente sentencia al respecto, ha recordado la sección cuarta del consejo de estado:

Pues bien, para efectos de establecer, en el presente caso, la oportunidad del recurso de reconsideración, se tiene que la liquidación de revisión 310642003000069 de 9 de abril de 2003 fue notificada el 10 de abril del mismo año, fecha en que la actora recibió el acto administrativo, según acuse de recibo de ADPOSTAL. Es necesario advertir que para la fecha de los actos acusados estaba vigente el artículo 566 del Estatuto Tributario modificado por la Ley 788 de 2002, conforme al cual, la notificación por correo se practicará mediante entrega de una copia del acto correspondiente en la dirección informada por el contribuyente a la Administración.

De acuerdo con lo anterior, la sociedad contaba hasta el 10 de junio de 2003 para interponer el recurso de reconsideración, pues, el término del artículo 720 del Estatuto Tributario se empieza a contar desde la notificación del acto, por ser éste el “primer día del plazo” conforme al artículo 59 del Código de Régimen Político y Municipal.

En efecto, la Sala mediante sentencia de 30 de agosto de 2007 y reiterada el 23 de abril de 2009 analizó la forma como debía contarse el término para interponer el recurso de reconsideración del artículo 720 del Estatuto Tributario, para lo cual expuso las siguientes consideraciones, que ahora se reiteran:

Para establecer la forma como se deben contabilizar los términos se acude al Código de Régimen Político y Municipal, comoquiera que ni el Estatuto Tributario ni el Código Contencioso Administrativo, contienen una regulación sobre el tema, pues, las reglas establecidas en el Código de Régimen Político y Municipal, se aplican “en general a cualesquiera plazos o términos prescritos en las leyes o en los actos de las autoridades nacionales, salvo que en las mismas leyes o actos se disponga expresamente otra cosa”(art. 59).

El artículo 59 citado establece que “Todos los plazos de días, meses o años de que se haga mención legal, se entenderá que terminan a la media noche del último día del plazo. Por año y mes se entienden los del calendario común, y por día el espacio de veinticuatro horas; pero en la ejecución de las penas se estará a lo que disponga la ley penal”; y el inciso segundo prevé que “El primero y último día de un plazo de meses o años deberán tener un mismo número en los respectivos meses. El plazo de un mes podrá ser, por consiguiente, de 28, 29, 30 ó 31 días, y el plazo de un año de 365 ó 366 días según los casos”.

Cuando se trata de términos de “meses” o “años”, los plazos corren de fecha a fecha, es decir, el número del mes o año en el que inicia debe coincidir con el mismo número del mes o año en el que termina. Por ello, cuando la norma se refiere, en este caso, al “primer día de plazo” significa la fecha de la notificación o el del acto procesal que es el punto de partida para el inicio del cómputo del término que no está establecido en días.  Tanto es, que la norma advierte que el plazo de un mes o de un año no siempre tiene el mismo número de días; en el primer caso podrá ser de 28, 29, 30 ó 31 días, y en el segundo, de 365 o 366 días, según corresponda.

Contrario a cuando los términos son fijados en días, los términos de meses y de años se contarán conforme al calendario, esto es, incluyendo los días inhábiles; es decir, cuando el plazo se fija en meses o años el plazo comienza a correr de mes a mes o año a año, independientemente de que el día siguiente al de la notificación sea hábil o inhábil; y, el primer mes del término finaliza a la media noche del día cuyo número corresponde con el de la fecha de notificación.

En esta materia no tiene cabida el artículo 120 del Código de Procedimiento Civil según el cual “Todo término comenzará a correr desde el día siguiente al de la notificación de la providencia que lo conceda”, pues, se trata de una disposición específica para la notificación de las providencias en los procesos judiciales, cuestión diferente a la de los actos administrativos.

Contrario a lo expuesto por la actora y a lo decidido por el Tribunal, la Sección ha precisado que el “primer día del plazo” corresponde a la fecha en que se notifica o se ejecuta el acto procesal indicativo del inicio del término, como el siguiente pronunciamiento:

“La Sala advierte, así mismo, que cuando el comentado inciso 2º del artículo 67 del Código Civil, habla de “el primero y el último día de un plazo de meses o años”, la expresión, “el primero”, no tiene la connotación estrictamente literal que, en apariencia, fluye de su texto, esto es, que no se refiere propiamente al día en que debe empezar a contarse el plazo, sino al día en que se notifica o realiza el acto procesal sujeto a plazo de ejecutoria impugnación o decisión; de otro modo, el mencionado inciso 2º resultaría incompatible con el inciso 3º del artículo 68 ib., según el cual “cuando se dice que una cosa debe observarse desde tal día, se entiende que ha de observarse desde el momento siguiente a la media noche del día anterior”, incompatibilidad que se repetiría frente al ya estudiado artículo 120 del Código de Procedimiento Civil, cuyo sentido natural es el de que el día de la notificación o realización del acto no cuenta como primer día del término que deba computarse.

La norma de la paridad de los días extremos, así entendida, es, por lo demás, perfectamente demostrable, pues, si la notificación de un acto liquidatorio se efectúa, por ejemplo, el 31 de julio, con plazo de un mes para su reposición, es claro que el término del recurso vencería el 31 de agosto, habiéndose empezado a contar el mismo, no el 31 de julio, sino el 1 de agosto”.

En efecto, han sido numerosos los pronunciamientos de la Sala sobre la forma de computar los términos de meses o años en diferentes eventos, como el plazo de un mes para responder el pliego de cargos contado a partir de su notificación, o para expedir el requerimiento especial (dos años a la fecha del vencimiento del plazo para declarar), dar su respuesta (tres meses desde la notificación del requerimiento) o para expedir la liquidación oficial (seis meses desde el vencimiento del plazo para responder el requerimiento) o para recurrirla [Sentencia de marzo 25 de 2010, expediente 16831].

Queda claro entonces que tratándose del recurso de reconsideración, los dos meses que tiene el contribuyente para presentarlo, empiezan a correr desde el mismo día en que se le ha notificado la liquidación oficial de revisión o el acto administrativo que corresponda.

Si el contribuyente no presenta el recurso de reconsideración dentro de la oportunidad legal, es posible que ya no pueda recurrir a jurisdicción  contencioso administrativa, toda vez que para ello es requisito previo el agotamiento de la vía administrativa, agotamiento que no existe si no se presente al recurso de reconsideración dentro de la oportunidad legal, y en tal situación, la única alternativa posible sería la aplicación del principio Per Saltum, el cual no todas las veces opera.

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


7 Opiniones
  1. CARLOS SA dice:

    cordial saludo,
    mi pregunta surge en relacion a si son el mismo recurso el de reposicion y el de reconsideracion y si en materia de jurisccion ordinaria tambien existe este recurso .

    gracias

  2. jesus chacin dice:

    Buenas tarde saludos necesito interponer un recurso de reconsideración de un caso de remesa estudiantil se me vence el 11/11/13 estoy solicitando abogado conocedor de estos casos gracias cualquier información por mi correo jguillermo2030@gmail.com o 4146305753

  3. edgar dice:

    cuando se interpone el recurso de reconsideración en las peticiones se solicita la nulidad del acto o que se revoque??? les agradezco la oportuna respuesta

  4. amira dice:

    Buenos dias Dr.
    quiero saber si ante una resolucion de alcaldía, con tan solo no tener respuesta alguna al recurso de reconsideración que interpuse ya estaría agotada la via administrativa y podría interponer demanda contencioso admisnitrativa, o debo todavia apelar ante el consejo municipal? gracias por su respuesta.

  5. Olga Casanova dice:

    Buenas tardes:
    Tengo una reclamación con el Distrito sobre una licencia de construcción de un inmueble en Fontibón en la cual me quieren aplicar una norma que fue expedida posterior a la fecha de la solicitud de la licencia, luego de varias instancias me dieron el recurso de reconsideración de dos meses y lo conteste teniendo en cuenta los días hábiles, pero me lo rechazaron porque según ellos son los días corridos. Hay algún recurso? Que es el principio del Per Saltun?
    Gracias por anticipado por su amable gestión.

  6. Carlos Molina dice:

    Cordial Saludo:
    Queria hacer una pregunta, tengo un establecimiento a mi nombre, el cual he venido presentando el iva y retefuente sugun lo determina la ley, me faltaron unos meses por presentar la retefuente aunque los valores a presentar son ceros, debo de presentarlos con sancion?, como los liquido?ademas puedo apelar para disminuir el costo?. los mese no presentados son enero 2010 enero 2009, mayo 2005.

    • Ricardo. dice:

      Buen día Sr. Carlos, en su caso no hay disposicion de descuento ya que aplica sancion por no presentar, al ser ud persona jurídica; tiene el deber de presentar la obligacion formal, sin que se cumpla la obligación sustancial; es decir, la obligacion formal, es la misma obligación de informar a al adminstración mediante las respectivas declaraciones; y esta a su vez no debe ser sustancial; es decir prsentar pago. para dichos casos debe presentar sus declaraciones de retención en la fuente, con la respectiva información y a ello sumarle la sanción por extemporaneidad por cada mes o fracción de mes. como su pago es cero esta vez no aplica intereses de mora en la no presentación. espero sea de ayuda feliz día.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.