Oportunidad para descontar el impuesto a las ventas retenido

Cuando un contribuyente o responsable del impuesto a las ventas, es objeto de retención por Iva, podrá descontar el valor retenido en su declaración de Iva.

Para hacerlo, el contribuyente cuenta hasta con dos periodos después del periodo en que se haya practicado la retención. Esto es, que el Iva retenido se puede llevar como menor valor del saldo a pagar o como mayor valor del saldo a favor dentro de los dos periodos siguientes al periodo en que se practicó la retención.

Sobre el respecto, dice el artículo 484-1, del estatuto tributario:

Tratamiento del Impuesto Sobre las Ventas Retenido. Los responsables del impuesto sobre las ventas sujetos a la retención del impuesto de conformidad con el artículo 437-1 del Estatuto Tributario, podrán llevar el monto del impuesto que les hubiere sido retenido, como menor valor del saldo a pagar o mayor valor del saldo a favor, en la declaración del período durante el cual se efectuó la retención, o en la correspondiente a cualquiera de los dos períodos fiscales inmediatamente siguientes.

Es importante recordar que la retención se debe practicar cuando se haga el pago o el abono en cuenta, lo que ocurra primero.

En el caso de las empresas que llevan contabilidad [que son todas], lo que siempre ocurre primer es el abono en cuenta, por lo que la retención se debe practicar cuando se haga la respectiva contabilización de la factura.

Así las cosas, el periodo de referencia para determinar hasta cuando se tiene oportunidad para descontar las retenciones en la fuente por Iva que le hayan practicado, es el periodo en el cual la factura haya sido contabilizada.

Es decir, que si la factura fue causada o contabilizada en noviembre de 2007 [periodo 6 de 2007], la retención en la fuente por Iva se puede descontar hasta en el periodo 2 del 2008, esto es marzo-abril.

En esta caso no importa que se estén cobijando dos periodos de renta diferentes (2007 y 2008), puesto que el periodo de Iva es diferente al de renta, el periodo de Iva es bimestral.

Es igualmente importante tener presente que las facturas se deben contabilizar cuando se han expedido, o al menos en el periodo en que se han expedido, esto como resultado de la aplicación de los principios de realización y causación, según los cuales, un hecho se debe contabilizar cuando ha nacido la obligación o el derecho, y estos surgen al momento de expedir la factura.

En Iva no hay problema que una factura se expida en un año y se contabilice en el otro año, siempre y cuando no supera mas de tres periodos entre la expedición y la contabilización, pero en renta si puede haber problemas, por lo tanto, en lo posible la factura se debe causar en la misma fecha en que se expida.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.