Oportunidad para proponer beneficio de competencia

El beneficio de competencia es una figura de derecho civil que permite que una persona no sea despojada por sus acreedores de los bienes que le garanticen su modesta subsistencia; ahora, este beneficio solo se les concede a ciertos deudores por cuestiones familiares,  de afinidad y por haber el deudor realizados las cuestiones necesarias para efectuar el pago en su totalidad, sin que esto hubiera sido posible, como cuando este de buena fe haya realizado cesión de bienes y es perseguido en lo que después ha adquirido, para el pago completo de las deudas adquiridas antes de la cesión.

En fin, la consecución del beneficio de competencia es obligatoria cuando el deudor ostente cualquiera de las calidades relacionadas en el artículo 1685 del código civil; entonces, teniendo derecho al beneficio ¿qué oportunidad tendrá el ejecutado para solicitarlo?

El ejecutado tendrá durante el termino de ejecutoria del auto de traslado del avaluó de los bienes, para solicitar el beneficio de competencia, la solicitud de reconocimiento del beneficio de competencia se tramitara en el proceso ejecutivo como un incidente.

Para que el beneficio sea reconocido no se requiere solamente, que el ejecutado reúna cualquiera de las calidades señaladas en el artículo 1685 del código civil, sino que además se deberá probar que los bienes contenidos en el avaluó son con los que cuenta para subsistir, es decir, que son los únicos que conforman su patrimonio.

Este beneficio puede ser considerado injusto para el acreedor, sin embargo el beneficio de competencia es originado del principio de dignidad humana, que siempre se predicó por el derecho natural y en el que se encuentra inmerso dicho beneficio, pues al concederse al deudor el derecho de seguir gozando de los bienes que garantizan su subsistencia se está dando aplicación al principio mencionado.

Ahora, es lógico que el beneficio no sea obligatorio a favor de todos los deudores, sino de aquellos que reúnan características especiales en razón a su acreedor, como sus padres, hijos, hermanos, cónyuges, consocios, al donante y por ultimo a quien de buena fe cedió bienes; siempre y cuando estos no hayan incurrido en causas para no ser merecedores del beneficio.

Por último, una vez concedido el beneficio, en el auto que se conceda se deberán señalar los bienes que se dejan al ejecutado para su moderada subsistencia y se debe ordenar el correspondiente desembargo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.