Oposición del demandado en el proceso de pago por consignación

Cuando se inicia un proceso de pago por consignación lo que se busca es pagar una suma de dinero que se adeuda cuando el acreedor se niega o no puede recibir el pago; con el pago a través de este proceso el demandante evita incurrir en incumplimiento, ahora este proceso no solo sirve cuando se trate de pagos en dinero, también se puede iniciar cuando la obligación consista en la entrega de una cosa si el acreedor se niegue a recibir.

En la contestación de la demanda el acreedor demandado puede tomar dos posiciones aceptar el pago u oponerse a recibirlo; si el demandado no se opone  a recibir el pago o a la entrega de la cosa según el caso, el demandante debe depositar a ordenes del juzgado la suma si se trata de pago en dinero, o si por el contrario se trata de la entrega de una cosa se debe señalar fecha para diligencia de entrega al acreedor, si este no comparece o se niega a recibir se debe decretar el secuestro de la cosa de acuerdo a lo establecido por el C.P.C.

La diligencia mencionada por el C.P.C., afortunadamente es eliminada por el código general del proceso ya que este señala que si en la contestación de la demanda el acreedor demandado no se opone a la entrega de la cosa se ordenara el secuestro del bien, evitando de esta forma realizar la diligencia mencionada por el C.P.C., la cual es innecesaria ya que se supone que se inicia el proceso de pago por consignación por la negativa del acreedor de recibir.

La consignación debe ser efectuada por el demandante dentro de los cinco días siguientes al vencimiento del término del traslado; una vez efectuada la consignación o secuestrado el bien se debe dictar sentencia en la cual se declare valido el pago, el contenido de la sentencia es muy importante ya que se entiende que a partir de ella queda extinguida la obligación,  lo que al igual genera las consecuencias establecidas en el artículo 1663 del código civil el cual señala lo siguiente:

“El efecto de la consignación válida es extinguir la obligación, hacer cesar, en consecuencia, los intereses y eximir del peligro de la cosa al deudor; todo ello desde el día de la consignación”.

Ahora por otro lado en la contestación de la demanda el acreedor puede oponerse a recibir el pago en este caso el demandante también por orden del juez deberá consignar la suma adeudada dentro de los cinco días siguientes, si se trata de la entrega de una cosa se efectuara el secuestro del bien; en caso de oposición del demandado,  una vez efectuada la consignación o secuestrado el bien según el caso el proceso sigue su curso y es el juez quien debe determinar si es válido o no el pago efectuado.

Puede darse el caso de que el demandante no efectué la consignación o no presente el bien para la entrega, en este caso se negaran las pretensiones de la demanda mediante sentencia que ponga fin al proceso de pago por consignación, en este caso la sentencia no es apelable como bien lo señala el inciso segundo del numeral 2 del artículo 420 del código de procedimiento civil,  por su parte el código general del proceso en el inciso segundo del numeral 2 del artículo 381 también señala que es inapelable  la sentencia que deniega las pretensiones por la falta de la consignación o entrega de la cosa por el demandante.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.