Organización Mundial del Comercio (OMC)

La Organización Mundial del Comercio (OMC) es una asociación con sede en Ginebra (Suiza) nacida en 1995 y que tiene por objetivo regular el comercio internacional entre sus países miembros. En la actualidad un total de 159 países están adheridos a esta organización, quedando fuera únicamente algunas naciones africanas y asiáticas y los estados de la Unión Europea, que gozan de una legislación especial en materia mercantil, y cuentan en conjunto como un sólo miembro. La Organización Mundial del Comercio tiene carácter semipúblico, pero no está integrada en el protocolo de Naciones Unidas y carece por lo tanto de control superior.

La organización interna de la OMC es bastante compleja, estando culminada por las reuniones periódicas de la Conferencia Ministerial y por el control permanente del llamado Consejo General, que reúne a representantes de todos los países miembros. Al frente está el Director General, puesto que desde 2013 ostenta el brasileño José Azevedo.

La Organización Mundial del Comercio  se rige por un sistema de acuerdos adoptados entre sus países miembros y que deben de ser asumidos en su totalidad. Es decir un país que quiera entrar en este sistema no podrá adherirse solamente a algunos de estos documentos jurídicos, sino que tendrá que incorporar a su derecho interno los más de sesenta que existen en la actualidad. Eso hace que, de facto, el sistema de adhesiones a la OMC sea un continuo tira y afloja en el que los países candidatos se niegan a ceder ni un ápice de soberanía mercantil interna frente a los abundantes acuerdos que regulan prácticamente cualquier supuesto de comercio internacional.

La importancia de la Organización Mundial del Comercio  en el marco del comercio internacional fue mucho mayor en el pasado, llegando a regular gran parte de dichas transacciones y dándose la paradoja de que hasta países tradicionalmente críticos con este organismo pugnaban fuertemente por entrar en él. En la actualidad su importancia ha decrecido considerablemente, algo derivado sobre todo de la proliferación de acuerdos bilaterales y multilaterales entre diferentes naciones que regulan el comercio internacional entre un número determinado de estados, y por lo tanto obvian las reglas genéricas de la OMC al respecto.

En el pasado la Organización Mundial del Comercio  ha recibido fuertes críticas sobre la opacidad de sus actuaciones y el hecho de que muchas veces se fuercen situaciones enrocadas hasta el final con el fin de obtener acuerdos parciales. El segundo de los hechos se viene repitiendo con cierta asiduidad, mientras que en materia de transparencia la Organización se muestra cada vez más y más abierta.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.