Origen y desarrollo de la Contaduría en Colombia

El descubrimiento.

Al llegar Cristobal Colón al continente, traía un contador, un visador y un cura. El aventurero debía rendir cuentas a la Corona, bajo las leyes de los reyes católicos.

Cabe anotar que los pueblos aborígenes tenían y practicaban la contabilidad.

La colonia.

Durante la colonia (de 1492-1810), más de trescientos años, se practicó la contabilidad al estilo italiano, especialmente la contabilidad al estilo veneciano, la cual tuvo gran auge e importancia por la actuación de don Lucas Paciolo.

Ordenanzas de Bilbao de 1737.

A partir de esta fecha las actividades mercantiles en el Virreinato de la Nueva Granada, comienza a regirse por estas normas expedidas por Felipe V para España y sus posesiones en América, las que estuvieron vigentes en Colombia hasta 1853, cuando se expidió el primer Código de Comercio para la nueva Granada.

Código de Comercio de 1853.

El Congreso de la Nueva Granada, expidió el 1° de junio la primera legislación nacional sobre comercio terrestre y marítimo, en cuyo artículo 1110 deroga las ordenanzas de Bilbao de 1737.

No obstante este código fue una copia del codigo español dwe 1829, el cual tambien fue adoptado por Argentina, Bolivia, Chile, Gutemala, México, Nicaragua, El Perú y Venezuela.

Ley 57 de 1887.

Colombia acoge el codigo de comercio terrestre del extinguido Estado de Panamá de 1869 y el Código de Comercio Marítimo de 1874.

El primero señala el inicio de la Contaduría Pública en Colombia, pues en el se señalan las primeras normas de control y vigilancia sobre las sociedades cuando estableció:

a. El Comisario de Cuentas al estilo francés, encargado de vigilar y dar cuenta de las operaciones realizadas por los administradores de las sociedades anónimas.
b. Junta de Vigilancia, habilitada para examinar el informe sobre las transacciones llevadas a cabo por la sociedad encomandita por acciones.

Decreto 140 de 1905.

La administración del general Rafael Reyes, el 9 de febrero crea la Escuela Nacional de Comercio en Bogotá, la cual marca el inicio del despertar académico de la ciencia contable y sienta los pilares para que 40 años más tarde se emprendan los estudios a nivel universitario de la Contaduría Pública en Colombia.

Misión Kemmerer de 1923.

Contratada para examinar y reorganizar la administración fiscal y financiera nacional, dando como resultado la creación del Banco de la República, la Superintendencia Bancaria, la Contraloría General de la República, la ley de presupuesto, la nomenclatura de los Ministerios, el papel sellado, entre otros aspectos.

Misión Kemmerer de 1930.

Encargada de verificar las bondades de las recomendaciones anteriores, la cual dio como resultado nuevas recomendaciones sobre la auditoría fiscal ejercida por la Contraloría y la creación de la Superintendencia de Sociedades.

Ley 58 de 1931.

Crea la Superintendencia de Sociedades anónimas y en sus articulos 26. 40.41 y 46 alude al figura jurídica de la Revisoría Fiscal, y determina las funciones de los Contadores Juramentados. La vigencia de dicha ley fue aplazada hasta 1937 a solicitud de los gremios económicos, razón por la cual se expide la ley 73 de 1935, que reemplazó a la ley 58.

Ley 73 de 1935.

Modifica el Código de Comercio de 1887. Los artículos 6 y 7 disponen que la asamblea general de accionistas de toda sociedad anónima nombrará un Revisor fiscal que cumplirá funciones establecidas.

En 1939, el presidente Eduardo Santos, expidió el Decreto 79, que reorganizó la Escuela Nacional de Comercio. Se establecieron dos tipos de títulos:

 

  1. Licenciados en Comercio (4 años).
  2. Tres especializaciones: Contabilidad Comercial, Industrial y Bancaria. (2 años)

Con el Decreto 1984 de 1939, entró definitivamente en vigencia la ley sobre la creación de la Superintendencia de Sociedades anónimas. Se actualizó el papel del REVISOR FISCAL, quien debería cumplir numerosas funciones alrededor de los informes financieros.

En 1940, Eduardo Santos expide el D.R. 1539, ley 58 y 73, por medio del cual se establece la institución de los CONTADORES JURAMENTADOS.

En 1941, el D. 1357, estableció la institución y los requisitos para obtener el título de Contador Juramentado:

  1. Poseer título de Licenciado o de contador de una universidad reconocida oficialmente y cinco años de ejercicio profesional.
  2. Si no tenía título: 10 años de ejercicio profesional y presentar pruebas de estado en contabilidad, economía, matemáticas, auditoría y legislación comercial y bancaria.
  3. Presentar una tesis en contabilidad: comercial, oficial o bancaria.

El título de CONTADOR JURAMENTADO era expedido por la Superintendencia de Sociedades.

La ley 58 de 1931 y sus Decretos Reglamentarios 1539/40 y 1357/41, fueron demandados por Carlos H. Pareja, por poder otorgado por don Alfred Clarke, contador del país de Gales, a quien le devolvieron las solicitudes de Barranquilla. En marzo de 1943, se declara inexequible el articulo 46 de la ley 58 de 1931 y sus Decretos reglamentarios.

Origen de la Contaduría Pública.

Con el Decreto 126 de 1945, se establece en la ENC el curso para contadores públicos o juramentados, como carrera profesional intermedia con tres años de estudios superiores, después de la Licenciatura en Comercio Superior. Era requisito el título en comercio superior –categoría A- Incluía una amplia variedad de materias.

Firmas internacionales de Auditoría.

En 1947 llegan las primeras firmas intencionales de auditoria: Price Watwerhouse co. Peat Marwick Mitchen, Deloit Hanskin and Sell co. Contribuyeron al desarrollo de la contabilidad, por haber creado la necesidad de expertos contables para la auditoría.

Nacimiento de la Facultad Nacional de Contaduría.

Con el Decreto 0356 de 1951, reglamentó la enseñanza comercial en Colombia y a la Escuela Nacional de Comercio le asignó la categoría de FACULTAD NACIONAL DE CONTADURÍA, reglamentado lo relativo a los cursos de especialización para técnicos y al de contador público juramentado y dándole a este ultimo la categoría de enseñanza universitaria.

Conflicto de intereses dentro del gremio contable.

En 1951 se creó el Instituto Nacional de Contadores Públicos (INCP).
En 1953 La Academia Colombiana de Contadores Públicos.
En 1956, la Unión Nacional de Contadores Públicos.

Las contradicciones entre estos grupos se dieron en torno al DL-2373 de 1956, reglamentario de la profesión y en esencia a la habilitación profesional para ejercer las funciones como revisor fiscal. Se exige el título de Contador Público Titulado para ejercer el cargo y se crea la Junta Central de Contadores.

Fue necesaria la expedición del D. 99 de 1958, para aclarar y dirimir la controversia entre contadores Juramentados y contadores Inscritos o Públicos.

Con la caída de Rojas Pinilla, se suspende el DL. 2373 y por consiguiente la controversia entre las agremiaciones nacientes.

Pero nace la necesidad de reglamentar el ejercicio profesional, lo cual fue un propósito general.

Ley 145 de 1960.

En la legislatura de 1958 se presenta un proyecto de ley sobre la reglamentación del ejercicio de la contaduría pública elaborado por Jorge Pacheco Quintero y Régulo Millán Puentes. Un gran proyecto que tenía más de 120 artículos, quedó reducido a 21 artículos, siendo aprobada la ley en el mes de diciembre de 1960 y firmada por el presidente don Alberto Lleras Camargo.

Con base en el artículo 15, numeral 8 de la ley, la Junta Central de contadores emitió la Resolución 111 de 1963 por medio de la cual expidió el código de etica para los contadores públicos.

La Resolución que expidió Código de Etica fue demandada cinco veces ante el Consejo de Estado , pero salió avante. Una demanda ante la Corte Suprema de Justicia, sobre inconstitucionalidad del numeral 8 del artículo 15 de la ley 145, la Corte lo declaró inexequible en septiembre de 1981.

Código de Comercio de 1971.

La expedición del Nuevo Código de Comercio, Decreto Ly 410, reglamentó la Revisoría Fiscal, y dentro de ella el articulo 115 dispone que un revisor fiscal no pude tener más de cinco revisorías en sociedades anónimas.

Este artículo abre nuevamente la discordia entre contadores formándose dos grupos antagónicos: Los universalistas de la profesión y los defensores nacionalistas de la profesión.

En 1971, mes de octubre, se reúne en Bogotá, el Primer Congreso Nacional de Revisores Fiscales, con el fin de reclamar la derogatoria del articulo 115. Negada la solicitud.

Nuevamente en Medellín, se reune el Segundo Congreso de Revisores Fiscales, y nuevamente salen derrotadas las firmas de auditoría.

En 1973, se reune en Cali el Tercer Congreso de Contadores Públicos en la ciudad de Cali para discutir la nacionalización de la Contaduría segú proyecto 094. Derrota definitiva de las pretenciones de las firmas.

En esta disputa, se reúne en Medellín, los días 1 y 2 de marzo de 1975, las juntas directivas de las agremiaciones de contadores de colombia del sector nacionalista para acordar un plan de trabajo para la defensa de la profesión.

Se aprueba el Programa Mínimo de los Contadores Públicos Nacionalistas.

Lluvias de Proyectos de Ley

Entre 1975 y 1985, el Congreso de la República fue escenario de multitud de proyectos de ley que pretendían adicionar la ley 145 de 1960. Hasta que en 1986, se logró unificar criterios y se presentó un solo proyecto el cual fue aprobado en 1990 como la ley 43.

Estándares Internacionales.

El Gobierno Nacional, en cumplimiento del compromiso establecido en la Ley 550 de 1999, articulo 63, ha presentado al Congreso de la República el siguiente:

PROYECTO DE LEY DE INTERVENCION EOCNOMICA POR MEDIO DE LA CUAL SE ADOPTAN EN COLOMBIA LOS ESTANDARES INTERNCIONALES DE CONTABILIDAD, AUDITORIA Y CONTADURIA.

Título I. ÁMBITO, FINES ALCANCE Y LIMITES.

Art. 1.- Ámbito de aplicación de la ley de intervención económica.
Art. 2.- Fines de la intervención del Estado en la economía.
Art. 3.- Instrumentos de la intervención del Estado en la economía.
Art. 4.- Alcances de la intervención del Estado en la economía.
Art. 5.- Definición de estándar internacional.
Art. 6.- Límites a la libertad económica.

Título II. ADOPCION Y APLICACIÓN DE LOS ESTANDARES
INTERNACIONALES

Capitulo I.- Disposiciones Generales.

Art. 7.- Principios rectores de la adopción de los estándares internacionales.
Art. 8.- Reconocimiento de los estándares internacionales y sus emisores.
Art. 9.- Organismo nacional competente para determinar la adopción del estándar
internacional.
Art. 10.- Mecanismo de adopción.
Art. 11.- Emisión deformas derivadas.

Capitulo II.- Adopción y aplicación de los estándares internacionales de contabilidad.

Art. 12.- Objetivos de la adopción de los estándares internacionales de contabilidad.
Art. 13.- Requisitos para la adopción de los estándares internacionales de contabilidad.
Art. 14.- Fases de la transición: evaluación y ejecución.

Capitulo III.- Adopción y aplicación de los estándares internacionales de auditoría.

Art. 15.- Objetivos de la adopción de los estándares internacionales de auditoría.
Art. 16.- Requisitos para la adopción de los estándares de auditoría.
Art. 17.- Control de calidad del auditor.
Art. 18.- Mecanismos de Control Interno.
Art. 19.- Independencia del auditor de estados financieros.

Capitulo IV. Adopción y aplicación de los estándares internacionales de contaduría.

Art. 20.- Objetivos de la adopción de los estándares internacionales de contaduría.
Art. 21.- Requisitos para la adopción de los estándares internacionales de contaduría.
Art. 22.- Autonomía universitaria
Art. 23.- Contador Profesional Acreditado.
Art. 24.- Inscripción del Contador Profesional Acreditado.
Art. 25.- Contador Profesional Acreditado Público.

Título III. GOBIRERNO DE LA PROFESION CONTABLE COLOMBIANA.

Capitulo I. Funciones del Gobierno nacional y del Comité Superior Contable.

Art. 26.- Funciones de regulación contable del gobierno nacional.
Art. 27.- Comité Superior Contable.

Capítulo II. Supervisión del Contador Profesional Acreditado.

Art. 28.- Competencia: Supersociedades.
Art. 29.- Funciones.
Art. 30.- Régimen sancionatorio.
Art. 31.- Fuentes de ingresos.
Art. 32.- Solución de continuidad.

Titulo IV. DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS.

Art. 33.- Revisoría Fiscal. (modifica el art. 207 del C.C.).
Art. 34.- Traducción oficial.
Art. 35.- Plazos para el ajuste.
Art. 36.- Apropiaciones y traslados presupuestales.
Art. 37.- Régimen de transición normativo.
Art. 38.- Derogatorias:
Art. 39.- Vigencia de la ley..

Autor: Álvaro Caldón Ramírez

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.