Para determinar la obligación de reportar información en medios magnéticos se toman como referencia los ingresos y el patrimonio obtenidos y poseídos por el contribuyentes, no los declarados

El parágrafo 2 del artículo 631 del estatuto tributario señala los topes de ingresos y patrimonio a partir del cual los contribuyentes están obligados a reportar en medios magnéticos la información a que se refiere el artículo 631 del estatuto tributario, y dichos valores son los que existan o posean realmente el contribuyente, más no los que se hayan declarado.

Aunque los valores consignados en la declaración de renta son relevantes para determinar la obligación o no de reportar información en medios magnéticos, en caso que exista controversia respecto a los valores declarados frente a los realmente probados, priman los segundos.

En reciente sentencia de la sección cuarta del Consejo de estado se aborda el caso de un contribuyente que declaró erróneamente un patrimonio superior  que por su monto lo convirtió en obligado a reportar la información en cuestión en medios magnéticos, y no presentó esa información por lo que  la Dian le impuso la sanción por no enviar información, no obstante el contribuyente logró demostrar que el valor real de su  patrimonio era inferior al declarado y por consiguiente no estaba obligado a reportar información en medios magnéticos, argumentos que la Dian no acogió, por lo que el Consejo de pronunció de la siguiente forma:

Reiteradamente la Sala ha afirmado que el parágrafo 2º del artículo 631 del Estatuto Tributario, al determinar los obligados a presentar información en medios magnéticos, señaló que los ingresos brutos y el patrimonio bruto a tener en cuenta para tales efectos, no son los declarados, sino los poseídos en el último día del año inmediatamente anterior. Adicionalmente, la Sala ha señalado que del contenido del artículo 631 del Estatuto Tributario se puede concluir que la ley no condiciona en parte alguna que los topes de patrimonio bruto fijados para que nazca la obligación de informar en medios magnéticos, tengan que figurar en una declaración tributaria y que además esta se entienda válidamente presentada. En consecuencia, encuentra la Sala que las pruebas allegadas, debidamente valoradas por la DIAN, son suficientes para desvirtuar la presunción de veracidad del denuncio rentístico, sin que sea necesario para los efectos estudiados, la corrección de la declaración, como lo adujo la Administración. Así, se demostró que la demandante no se encontraba obligada a presentar información en medios magnéticos por el año gravable en discusión, por cuanto el patrimonio bruto poseído en el último día del año gravable 1997, no superó los topes legalmente establecidos” [Sentencia de 28 de noviembre de 2013. expediente  18544, con ponencia del magistrado Jorge Octavio Ramírez Ramírez]

Como se puede observar claramente, no hace falta corregir la declaración tributaria para poder demostrar válidamente que el patrimonio poseído o los ingresos obtenidos estaban por debajo del tope que obligaba a reportar información en medios magnéticos.

Por supuesto que la Dian en principio debe basarse en la información declarada por el contribuyente para determinar la obligación de reportar información en medios magnéticos, pero si este durante el proceso administrativo respectivo demuestra lo contrario, la Dian debe actuar en función de lo probado por el contribuyente más no en lo consignado en la declaración de renta. Ni mucho menos exigir que deba corregir la declaración.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.