Para determinar si se está ante una relación laboral no importa la voluntad e las partes sino la realidad de los hechos

Tiene dicho y redicho la Corte suprema de justicia que para determinar si se está frente a una relación laboral (contrato de trabajo) o ante una relación civil (contrato de servicios), no importa la voluntad de las partes plasmadas en un documento (contrato) sino la realidad de los hechos.

No es suficiente, ni válido, que la voluntad de las partes se contraponga a la esencia de la relación laboral contemplada por el artículo 23 del código sustantivo del trabajo, el cual contempla los elementos esenciales de una relación laboral, que una vez cumplidos, suponen la relación laboral.

“Por eso es necesario estudiar los elementos esenciales determinados por la ley para la existencia del contrato de trabajo, sin perder de vista que una vez reunidos los elementos de que trata el artículo 23 del Código Sustantivo del Trabajo se entiende que existe contrato de trabajo, que no deja de serlo por razón del nombre que se le dé, ni de otras condiciones o modalidades que se le agreguen.” (Sentencia  28369 del 8 de abril de 2008. Magistrado ponente Gustavo José Gnecco Mendoza.)

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.