Para que proceda la deducción por obsolescencia no se requiere autorización de la Dian

Algunos funcionarios de la Dian exigen autorización de la Dian para la procedencia de la deducción por obsolescencia, lo cual no se ajusta a los preceptos normativos que regulan esta deducción.

La confusión de los funcionarios de la Dian probablemente se debe a que la deducción por obsolescencia implica una deducción más acelerada debido a que el activo debe retirarse antes de que cumpla su vida útil reglamentaria, y debido a ello aplican el artículo 138 del estatuto tributario que sí habla de la autorización del director de la Dian.

Sin embargo hay que tener en cuenta que el artículo 138 del estatuto tributario regula una situación distinta, cual es la posibilidad de utilizar una  vida útil diferente, lo cual nada tiene que ver con la obsolescencia, y esta se encuentra  regulada de forma particular por el artículo 128 del estatuto tributario y así lo ha entendido el consejo de estado  en sentencia del 30 de septiembre de 2010, radicación 17097 con ponencia del magistrado William Giraldo:

La Sala concluye que los artículos 128 y 138 regulan situaciones diferentes. El artículo 138 contempla diversos eventos que harían que la vida útil efectiva del bien varíe, ya sea porque ésta se incremente o disminuya, eventos en los que se hace indispensable la formulación de petición sustentada ante el Director de la DIAN. Situación diferente es la regulada en el artículo 128, que acepta la deducibilidad de la depreciación causada por el desgaste o deterioro normal, o por obsolescencia, concepto que define el artículo 129 ib. Así, para la solicitud de la deducción por depreciación u obsolescencia, no se requiere de autorización alguna, basta con aplicar las alícuotas que determina el reglamento en el caso de la depreciación, o probar las circunstancias que determinen clara y evidentemente la necesidad de abandonar el bien por obsolescencia.

La jurisprudencia es clara en el sentido de que no existe necesidad de solicitar autorización de la Dian para que proceda la deducción por obsolescencia y que bastará con probar la ocurrencia de la misma en los términos del artículo 129 del estatuto tributario.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.