Para que un contribuyente pueda deducir los pagos a seguridad social que realizó por sus empleados del servicio doméstico, debe afiliarlos a una caja de compensación familiar

El artículo 332 del estatuto tributario establece la renta gravable alternativa para los empleados, y entre los conceptos que se pueden descontar para determinar dicha renta, están “los aportes obligatorios al sistema de seguridad social cancelados durante el respectivo periodo gravable, sobre el salario pagado a un empleado o empleada del servicio doméstico.”

Esta deducción, como se le puede llamar, opera siempre y cuando el trabajador del servicio doméstico sea contratado directamente por el contribuyente.

Si bien la ley 1607 de 2012 no consideró requisito especial alguno para que procediera esta deducción, el decreto 0721 del 15 de abril de 2013 en su artículo 12 dispuso lo siguiente:

Condición para la aplicación del régimen contenido en el artículo 332 del Estatuto Tributario. Para obtener los beneficios del régimen contenido en el artículo 332 del Estatuto Tributario, modificado por el artículo 10 de la Ley 1607 de 2012, es requisito indispensable que el empleador previamente se afilie a una Caja de Compensación Familiar.

Aunque la redacción del decreto parece indicar que todo el artículo 332 deja de tener efecto si el contribuyente no filia a su empleado del servicio doméstico a una caja de compensación familiar, lo razonable sería interpretar que de no cumplirse con la obligación en cuestión únicamente se vería afectado el literal g del artículo 332 del estatuto tributario, de manera tal que no sería viable deducir los pagos a seguridad social en favor de  los trabajadores del servicio doméstico, pero sí el resto de conceptos allí mencionados.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.