Inicio » . » (23 / 02 / 2012 )

Peligroso cuando le economía crece de la mano de una tarjeta de crédito

No sólo el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, sino que además no aprende de la experiencia ajena, y es el caso que parece suceder a Colombia, incluido sus sistema financiero.

La economía colombiana ha crecido cerca de un respetable 5% en el último año, y por supuesto, ese crecimiento se debe en gran medida al dinamismo de la demanda interna, del consumo interno.

Los industriales por ejemplo anuncian con regocijo un gran incremento en la venta de vehículos de todas las gamas, de motocicletas, de ipad, iphone, y demás artefactos suntuosos que representan el consumismo.

Todas estas estadísticas sin duda son alentadoras, excepto que el 2011 fue el año en que más se utilizó la tarjeta de crédito. 3.5 billones de pesos consumidos con tarjetas de crédito.

Cuando la población se arma  de una tarjeta de crédito y con ello inicia una desesperada carrera de compras, la economía crece, y mucho, pero luego llega el momento de pagar las deudas y posiblemente no se tenga con qué pagarlas. De eso pueden dar cuenta los países en donde se gestó la actual crisis económica: Estados unidos, España, Grecia, Portugal, Italia, casi todos inmersos en una inmensa crisis con tasas de desempleo dignas de un país del tercer mundo. (¿Alguien recuerda como ardía Atenas hace solo una semana?, o ¿cómo ardían las calles de valencia España hace tan solo un par de días? No vendría mal investigar un poco sobre los antecedentes que degeneraron en todo ese desorden).

En estas páginas hemos dicho que consumir con cargo al futuro nunca ha sido buena idea; los plazos se cumplen y las deudas se cobran, y las hipotecas se ejecutan y los sueldos se embargan, y las empresa se quiebran y los empleos se pierden. Es lo que ha pasado en la  prospera unión europea, y aquí mismo en el pasado.

Cuando llega el momento de pagar y no hay con qué, alguien debe pagar los excesos. Los primeros afectados serán los bancos que no podrán recuperar los créditos, pero ellos no se preocupan pues saben de antemano que papá gobierno los rescatará, aunque para ello deba implementar una reforma tributaria (¿Alguien recuerda quien pagó la crisis financiera de finales de la década de los 90 del siglo pasado?).

Cuando las deudas no se pagan, las empresas se quiebran, despiden trabajadores, bajan salarios y se inicia un círculo vicioso que afecta el consumo, y este, así como subió de la mano de las tarjetas de crédito, igual caerá cuando no se pueda pagar ese crédito y no se obtenga más.

Esto ha pasado una y otra vez y parece que tenemos memoria temporal.

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


Una opinión
  1. Sonia dice:

    Cordial saludo.

    tengo una enorme inquietud que espero alguien me pueda resolver. . .es legal que el banco castigue con un interes, el pago anticipado de una obligacion???

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.