Pensión de jubilación por aportes – Debe reclamarse ante la última entidad a la cual se cotizó, salvo que el tiempo cotizado sea inferior a 6 años

En caso contrario la reclamación deberá dirigirse a la entidad en la que se cotizó durante más tiempo.

Suele suceder que a la hora de reclamar la pensión, las personas que pretenden obtener dicho beneficio acumulando tiempos cotizados como servidores públicos con tiempos cotizados como trabajadores privados, no saben con certeza a cuál entidad deben dirigir su solicitud, si a la última o la que cotizó durante más tiempo. Y ese desconocimiento las puede llevar a cometer errores con resultados fatales.

Es de pensar que el riesgo de equivocarse en ese momento sólo se correría en los casos en que la persona reclama la pensión directamente, más no cuando lo hace a través de apoderado, pues se supone que éste conoce su oficio y por tanto escogerá la vía correcta. Sin embargo, hay ocasiones en que esa lógica no opera.

Y eso precisamente fue lo que ocurrió en el  caso que mostramos a continuación:

Un trabajador solicitó al Fondo de Previsión Social del Congreso de la República – FONPRECON, el reconocimiento y pago de la pensión de jubilación por aportes. En respaldo de su petición demostró haber laborado en varias entidades del Estado y en algunas empresas del sector privado, durante un lapso superior a los 20 años, o sea que estuvo cotizando para pensión en el ISS y en varias entidades de previsión social del Estado, siendo el Fondo de Previsión Social del Congreso el último al que hizo aportes, pues al final de su vida laboral se desempeñó como empleado del Congreso.

La solicitud del trabajador fue presentada en cuatro oportunidades al referido Fondo, y todas esas veces le fue negada por éste con la explicación de que no había alcanzado a completar 20 años de servicios cotizados, pues el tiempo durante el cual se había desempeñado como diputado de la Asamblea de Bolívar se contabilizaba de manera diferente a como él lo pretendía.

Finalmente el trabajador acudió ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca a fin de obtener la nulidad de la Resolución por medio de la cual se le había negado la pensión de jubilación por aportes, y de la Resolución que, al resolver el recurso de reposición,  había confirmado la decisión impugnada, ambas proferidas por la Dirección General de Fonprecon.

A título de restablecimiento del derecho el trabajador pidió que se ordenara al Fondo demandado, reconocer la pensión de jubilación por aportes con efectos a partir del momento en el que se causó el derecho.

Explicó que era beneficiario del régimen de transición creado por el Art. 36 de la ley 100 de 1993,  pues en abril 1994 contaba con más 40 años de edad, que trabajó por más de 20 años, que en julio de 2005 tenía más de 15 años de servicios cotizados, y  que el 17 de junio de 2006 adquirió el status pensional en los términos de la Ley 71 de 1988 y del Decreto 2709 de 1994, que consagran la pensión jubilatoria por aportes.

Al contestar la demanda el Fondo se opuso a las pretensiones del actor, insistiendo en que el demandante sólo había acreditado haber laborado un total de 19  años, 3 meses y 14 días, es decir, un tiempo inferior a los 20 años que es el requerido por la ley 71 de 1988 para acceder a la pensión de jubilación por aportes.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca accedió a las súplicas de la demanda.

Sostuvo que en razón a que el demandante cumplió los 60 años de edad el 17 de junio de 2006; que laboró por espacio de 21 años, 8 meses y 27 días, y que está cobijado  por el régimen de transición,  en aplicación del principio de favorabilidad en materia laboral, tenía derecho a que se le aplicara la Ley 71 de 1988 en su integridad.

Y concluyó, que el trabajador tenía derecho al reconocimiento y pago de la pensión de jubilación con el 75% de los factores devengados en el último año de servicios, incluida la asignación básica, la bonificación por representación y las doceavas partes de la prima de servicios y de navidad con la actualización correspondiente.

El fondo apeló la decisión del Tribunal y mantuvo su posición de que el tiempo de servicios cotizados por el demandante era inferior al requerido, y adujo además, que aunque se aceptara que el actor cumplía con los requisitos de la ley 71 de 1988, no le correspondería asumir la carga prestacional, porque el tiempo de aportación al fondo había sido inferior a 6 años.

Al desatar el recurso de apelación el Consejo de Estado puso de presente que el artículo 10 del Decreto 2709 de 1994, por medio del cual se reglamentó el artículo 7º de la ley 71 de 1988 tenía dispuesto lo siguiente: 

“…La pensión de jubilación por aportes será reconocida y pagada por la última entidad de previsión a la que se efectuaron aportes, siempre y cuando el tiempo de aportación continuo o discontinuo en ellas haya sido mínimo de seis (6) años. En caso contrario, la pensión de jubilación por aportes será reconocida y pagada por la entidad de previsión a la cual se haya efectuado el mayor tiempo de aportes.

Seguidamente señaló la Corporación que:

“De conformidad con esta disposición surge nítido, que cuando se trata del reconocimiento y pago de la pensión de jubilación por aportes, se debe tener sumo cuidado en el sentido de que la demanda es preciso instaurarla en contra de la última entidad ante la cual se realizaron los aportes, bien sea de  manera continua o discontinua, por un lapso mínimo de 6 años o ante la que se hayan efectuado los aportes por mayor tiempo.

Al efectuar el conteo de los tiempos cotizados por el demandante, halló el consejo de Estado que si bien era cierto la última entidad a la cual había cotizado el demandante era el Fondo de Previsión Social del Congreso – Fonprecon, el tiempo cotizado a dicho fondo había sido inferior a 6 años, razón por la cual surgía con manifiesta claridad que el accionante había instaurado su demanda en contra de quien no correspondía, configurándose así una evidente falta de legitimación en la causa por pasiva de Fonprecon para reconocer y pagar la pensión de jubilación por aportes que aquel solicitó.  Así mismo encontró la Sala que era la Caja de Previsión Social del Departamento de Bolívar la llamada a reconocer y pagar la pensión de jubilación por aportes del demandante, por haber cotizado a esta entidad durante más de 7 años.

Sin embargo, por considerar la Sala que la avanzada edad del trabajador (71 años) y su desastrosa situación de salud le dificultaban instaurar una nueva demanda en contra de dicha Caja, decidió confirmar la sentencia del Tribunal. No obstante precisó que el Fondo podía repetir ante la referida Caja de Previsión.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.