Pensión familiar – Según la Corte Constitucional entre los beneficiarios de la sustitución de la pensión familiar deben estar incluidos los padres y los hermanos del causante

En el caso de los padres, éstos deben haber estado dependiendo económicamente del causante al momento de su fallecimiento. Los hermanos deben estar en situación de discapacidad y haber sido dependientes del finado.

Como se recordará, la Ley 1580 de 2012 creó la pensión familiar.

En su artículo 2º la ley en comento dispuso adicionar un nuevo artículo al Capítulo V al Título IV al Libro I de la Ley 100 de 1993, el cual quedó así:

“Artículo 151B. Pensión Familiar en el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad. Quienes cumplan los requisitos para adquirir el derecho a la devolución de saldos en el sistema de ahorro individual con solidaridad, es decir, cumplan la edad requerida por ley y el monto acumulado sea insuficiente para acceder a una pensión de vejez, podrán optar de manera voluntaria por la pensión familiar, cuando la acumulación de capital entre los cónyuges o compañeros permanentes sea suficiente para solicitar el reconocimiento de la pensión de vejez. […]

g) El fallecimiento de los cónyuges o compañeros permanentes no cambia la naturaleza ni cobertura de la prestación, y en caso de que no existan hijos beneficiarios con derecho, la pensión familiar se agota y no hay lugar a pensión de sobrevivientes por ende, en caso de quedar saldos se dará la aplicación de inexistencia de beneficiarios contemplada en el artículo 76 de la Ley 100 de 1993;

[…]

ARTÍCULO 3o. Adiciónese un nuevo artículo al Capítulo V al Título IV al Libro I de la Ley 100 de 1993, el cual quedará así:

“Artículo 151C. Pensión Familiar en el Régimen de Prima Media con Prestación Definida. Quienes cumplan los requisitos para adquirir el derecho a la indemnización sustitutiva de la pensión de vejez en el sistema de prima media con prestación definida, podrán optar por la pensión familiar, cuando los dos cónyuges o compañeros permanentes obtengan la edad mínima de jubilación y la suma del número de semanas de cotización supere el mínimo de semanas requeridas para el reconocimiento de la pensión de vejez.

[…]

g) El fallecimiento de los cónyuges o compañeros permanentes no cambia la naturaleza ni cobertura de la prestación, y en caso de que no existan hijos beneficiarios con derecho, la pensión familiar se agota y no hay lugar a pensión de sobrevivientes.

Como puede advertirse en las normas transcritas, la ley sólo consagró la figura de la sustitución pensional en favor del cónyuge (o compañero o compañera) del causante y de los hijos, excluyendo así a los padres y hermanos del pensionado.

De ese modo, si muere uno de los miembros de la pareja, el sobreviviente quedará con el 100% de la pensión, salvo que existan hijos menores de edad o mayores de edad hasta los 25 años que dependan económicamente del causante por razón de sus estudios, o hijos inválidos, caso en el cual la prorrata de la pensión del fallecido pasa el 50% al cónyuge o compañero supérstite y el restante 50% a los hijos. Si mueren los dos pensionados y no quedan hijos, la pensión se extingue, pues aunque le sobrevivan sus padres o hermanos, éstos no pueden reclamarla por cuanto la ley no los incluye como potenciales beneficiarios de la pensión familiar.

Ahora bien, al resolver sobre la constitucionalidad de unas expresiones que fueron demandadas de los literales g) de los artículos 151B y 151C de la Ley 100 de 1993, adicionados, respectivamente, por los  artículos 2° y 3° de la Ley 1580 del 2012 mediante la cual se creó la pensión familiar, la Corte Constitucional, en sentencia C-658 del 28 de noviembre de 2016, en la que fue ponente la Magistrada María Victoria Calle Correa, resolvió declarar la exequibilidad codicionada de dichas expresiones, en el entendido que los beneficiarios de la sustitución de la pensión familiar comprenden, en los términos de subsidiariedad previstos en los artículos 47 y 74 de la Ley 100 de 1993, a los padres dependientes y hermanos inválidos y dependientes.

La decisión de la Corte fue dada a conocer por la misma Corporación a través del Comunicado No. 50, el cual incluye un resumen de la sentencia, del cual extraemos los siguientes apartes:

En este caso, le correspondió a la Corte resolver si el legislador incurrió en una omisión legislativa relativa por violación del principio de igualdad al establecer como beneficiarios de la pensión familiar, al cónyuge o compañero (a) permanente supérstite y a los hijos que reúnan los requisitos legales , mientras que para acceder a la sustitución en el caso del fallecimiento de los titulares de la pensión de vejez en los regímenes de prima media (RPM) y de ahorro individual con solidaridad (RAIS) se incluyen, además del cónyuge o compañero (a) supérstite e hijos, a los ascendientes y a los hermanos inválidos dependientes de los causantes.

“(…)

“En consecuencia, aunque en la ampliación de la cobertura del régimen de seguridad social el legislador cuenta con una amplia facultad de configuración y que ante la existencia de recursos escasos deben efectuarse decisiones de política pública que permitan una distribución equitativa y justa dejando por fuera la cobertura de algunas situaciones o grupos, en este caso la exclusión que se verifica es inconstitucional, toda vez que lesiona el deber de protección del Estado a personas en condiciones de debilidad y/o vulnerabilidad, la protección de la familia en el marco del derecho a la seguridad social y por supuesto, el derecho a la igualdad. Por estas razones, la Corte procedió a dictar una sentencia integradora , por medio de la cual las expresiones demandadas de los artículos 151B y 151C de la Ley 100 de 1993, adicionados respectivamente, por los artículos 2 y 3 de la Ley 1580 de 2012, solo son exequibles en la medida en que en el grupo de beneficiarios de la sustitución pensional se entiendan  comprendidos, en los términos de subsidiariedad previstos en los artículos 47 y 74 de la Ley 100 de 1993, a los padres dependientes y hermanos inválidos, en condiciones de discapacidad y dependientes.

Salvaron su voto los Magistrados Luis Guillermo Guerrero Pérez, Alejandro Linares, Gabriel Eduardo Mendoza Martelo y Gloria Stella Ortiz Delgado, toda vez que en su concepto, la limitación establecida por el legislador en los beneficiarios de la sustitución de la pensión familiar estaba plenamente justificada y resultaba acorde con un avance en la protección a familias que no estarían en condiciones de acceder a una pensión de vejez, que atiende a la escasez de recursos con que cuenta el sistema.

A juicio de dichos Magistrados, esa ampliación de la pensión familiar a los padres de los causantes o hermanos en condiciones de discapacidad, dadas sus implicaciones sociales y económicas debe ser adoptada por el legislador.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.