Perdida de la progresividad en el impuesto de renta por pago extemporáneo de los aportes

Con la ley 1429 de 2010 se concedieron beneficios de progresividad en renta, en registro mercantil y en aportes. En el caso de renta el beneficio consiste en aplicar una tarifa del impuesto de renta del 0% sobre los dos primeros años e ir incrementándolos en un 25% gradualmente hasta llegar al 100%.

Ahora bien, el artículo 9 del decreto 4910 señala las causales de pérdida del beneficio de progresividad en el impuesto de renta, dentro de las cuales incluye el no renovar dentro de la oportunidad el registro mercantil o el no pago oportuno de los aportes. Hasta allí, todo estaba claro, si se pagaba de forma extemporánea los aportes se perdía el beneficio de la progresividad.

Sin embargo,  fue expedido el decreto 489 del 2013 que establece la forma de conservarse los beneficios de los articulo 5 y 7 de la ley 1429 de 2010 (entiéndase aportes y registro mercantil) y señala allí que en el caso de pago por fuera del termino de los aportes se pierden los beneficios allí contemplados.

Veamos una comparación de las normas.

Decreto 4910 de 2011 Decreto 489 de 2013
Artículo 9°. Pérdida o improcedencia del beneficio de la progresividad en el impuesto sobre la renta y complementarios. Sin perjuicio de lo previsto en el artículo 7° del presente decreto, para efectos de la procedencia del beneficio de que trata el artículo 4° de la Ley 1429 de 2010, las pequeñas empresas beneficiarias deberán mantener en el respectivo año gravable y hasta el 31 de diciembre inclusive, las condiciones relativas al número de trabajadores y al monto de los activos totales a que se refiere el numeral 1 del artículo 2° de la citada Ley. En caso de incumplir alguna de las condiciones señaladas, el beneficio se torna improcedente a partir del año gravable en que esto ocurra.

Tampoco procederá el beneficio de progresividad en el impuesto sobre la renta y complementarios, cuando se incumpla con la renovación de la matrícula mercantil dentro de los tres primeros meses del año, cuando no se paguen en su oportunidad legal los aportes a salud y demás contribuciones de nómina, o cuando no se cumpla con el deber legal de presentar las declaraciones tributarias de orden nacional y territorial y de realizar los pagos de los valores a cargo en ellas determinados, autoliquidados o liquidados por la Administración, dentro de los plazos señalados para el efecto.

Artículo 11. Conservación de los beneficios. De conformidad con lo establecido en el artículo 8° de la Ley 1429 de 2010, los beneficios de que tratan los artículos 5° y 7° de la Ley 1429 de 2010 no podrán conservarse en el evento de incumplimiento de la renova­ción de la matrícula mercantil dentro de los tres primeros meses del año, el impago de los aportes al Sistema de Seguridad Social Integral y demás contribuciones de nómina y el incumplimiento de las obligaciones en materia de impuesto de renta. Este último evento se configurará a partir del incumplimiento en la presentación de las declaraciones tributarias y de los pagos de los valores en ellas determinados, cuando los mismos no se efectúen dentro de los términos legales señalados para el efecto por el Gobierno Nacional. Tratándose de otras declaraciones tributarias, será a partir del incumplimiento de cualquiera de los plazos establecidos por el Gobierno Nacional.

Ahora bien, ha hecho carrera la tesis de que al no pagar oportunamente los aportes parafiscales, implica la perdida de la progresividad solo del registro mercantil y la progresividad en el pago de aportes, sin que se pierda la progresividad en el impuesto de renta.

La argumentación es que el artículo 11 del decreto 489 de 2013 derogo tácitamente el artículo 9 del decreto 4910 de 2011, y en esa medida por no pagar los aportes a tiempo no se puede desconocer la progresividad en renta. Básicamente el refuerzo de la derogatoria señala que ambas normas están regulando la misma materia.

Sin embargo, la DIA mediante concepto 1148 de 2016 ha señalado que ambas normas continúan vigentes, al disponer:

 “Obsérvese que las dos normas son independientes pero complementarias, ya que el artículo 9° del decreto 4910 de 2011, de manera autónoma está señalando que el no pago oportuno de los aportes de salud y demás contribuciones parafiscales de nómina, eso es dentro de los plazos legales, genera la no procedencia del beneficio de progresividad del pago del impuesto de renta y complementarios, de que trata el artículo 4 de la ley 1429 de 2010, mientas el artículo 11 del decreto 489 de 2013 regula los articulo 5 y 7 de la ley 1429 de 2010, reglamentando de manera independiente y autónoma pero correlativa la perdida de los beneficios de progresividad en el pago de la renovación de la matricula mercantil y de los aportes al SSS y demás contribuciones de nómina, cuando no se dé el pago de estos. Lo que significa que aunque las medidas señaladas para uno u otra son similares, existe para el caso de la pérdida del beneficio de progresividad en el pago del impuesto de renta la causal de no pago oportuno, mientras que para la pérdida del beneficio de la progresividad en el pago de la renovación del registro mercantil y de los aportes al SSS y demás contribuciones, se da por el impago de estas.

Ambas normas se armonizan jurídicamente, dado que cada una cumple con un propósito legal de manera transparente, siendo competencia de las entidades distintas su aplicación en cuanto a su verificación o constatación de lo hecho para establecer la pérdida o improcedencia. En suma, cada decreto expresa de manera categórica e independiente para cada caso en particular cuando se pierde el beneficio allí previsto, sin que esto signifique que una norma ha drogado la otra, ya que como se indica, cada una regula temas diferentes.”

Así las cosas el no pago oportuno de los aportes continúa siendo una de las causales de la perdida de los beneficios de la progresividad en el impuesto de renta.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.