Personas naturales prestadoras de cualquier servicio personal pueden clasificar en la categoría tributaria de empleado

Después de expedido el Decreto 3032 de 2013 todavía algunos contadores tienen el convencimiento de que los únicos servicios personales que pueden clasificar en la categoría tributaria de empleado son los prestados mediante el ejercicio de profesiones liberales o servicios técnicos, excluyendo los servicios personales donde predomina el factor material o físico.

Evidentemente el artículo 329 del Estatuto Tributario al clasificar las personas naturales residentes en el país en la categoría tributaria de empleado, no fue lo suficientemente explícito para poder advertir que aplicaba sobre cualquier servicio personal; no obstante las definiciones del artículo 1 y los tres conjuntos de empleado del artículo 2 del citado decreto nos permite tener una mayor claridad, veamos:

"Servicio personal: Se considera servicio personal toda actividad, labor o trabajo prestado directamente por una persona natural, que se concreta en una obligación de hacer, sin importar que en la misma predomine el factor material o intelectual, y que genera una contraprestación en dinero o en especie, independientemente de su denominación o forma de remuneración. 

Profesión liberal: Se entiende por profesión liberal, toda actividad personal en la cual predomina el ejercicio del intelecto, reconocida por el Estado y para cuyo ejercicio se requiere: (...)” 

Servicio técnico: Se considera servicio técnico la actividad, labor o trabajo prestado directamente por una persona natural mediante contrato de prestación de servicios personales, para la utilización de conocimientos aplicados por medio del ejercicio de un arte, oficio o técnica, sin transferencia de dicho conocimiento. Los servicios prestados en ejercicio de una profesión liberal no se consideran servicios técnicos. 

1. Conjunto 1: 

Sus ingresos brutos provienen, en una proporción igual o superior a un ochenta por ciento (80%), de una vinculación laboral o Iegal y reglamentaria, independientemente de su denominación. 

2. Conjunto 2:

a) Sus ingresos brutos provienen, en una proporción igualo superior a un ochenta por ciento (80%), de la prestación de servicios de manera personal o de la realización de una actividad económica, mediante una vinculación de cualquier naturaleza, independientemente de su denominación; y (...)” 

3. Conjunto 3:. '. '

a) Sus ingresos brutos provienen, en una proporción igual o superior a un ochenta por ciento (80%), de la prestación de servicios de manera personal o de la realización de una actividad económica, mediante una vinculación de cualquier naturaleza, independientemente de su denominación; y (...)”

Se puede advertir de los apartes subrayados, que la prestación de servicios de manera personal corresponde a toda actividad, labor o trabajo donde existe la obligación de hacer sin importar el predominio de la actividad material o intelectual; es decir cualquier servicio, el general donde existe un mayor componente material o físico y los especiales prestados por los profesionales (predomina el ejercicio del intelecto) y los técnicos (pueden ser material o intelectual).

De acuerdo a lo anterior, considero necesario cumplir con lo señalado por el artículo 1 del Decreto 1070 de 2013, reportando la información allí enumerada a más tardar el 31 de marzo de 2014 o antes de que se efectúe el primer pago o abono en cuenta, para efectos de que el pagador o agente retenedor  determine la categoría tributaria y así muy seguramente se dejan de aplicar las tarifas tradicionales del 4%, 6%, 10% ó 11%.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.