Planes de estímulo monetario QE

QE es el acrónimo de la expresión inglesa Quantitative easing que se traduce al español como flexibilización cuantitativa. Se trata de una política monetaria llevada a cabo por los bancos centrales con el objetivo de sumunistrar dinero a la economía mediante la compra de deuda de los Estados o de deudas privadas y activos financieros, también privados, que ningún inversor está dispuesto a comprar, debido a los grandes riesgos que pueden conllevar. Desde el año 2009, la Reserva Federal (FED) de los Estados Unidos está llevando a cabo este tipo de planes de estímulo monetario, en los cuales profundizaremos a continuación sin dejar de lado las posibles consecuencias que estos pueden tener.

En el mes de marzo del 2009 se inició lo que se ha llamado QE1. La explosión de la burbuja inmobiliaria provocó una caída en picado del precio de la vivienda, con lo que las inversiones en activos inmobiliarios perdieron su valor al mismo ritmo, provocando grandes pérdidas bancarias que se iban acumulando, con los problemas de solvencia que ello conllevaba. La desconfianza entre las instituciones financieras comenzó a aparecer. En el 2008 los créditos se congelaron, tras la caída de Lehman Brothers, los bancos no se prestaban dinero entre sí. Fue entonces cuando en 2009 apareció la FED para comprar los activos tóxicos de los bancos. Sin embargo, lejos de resolver el problema subyacente, el QE1 podría agrandarlo, ya que permitía a los bancos seguir haciendo inversiones arriesgadas, de modo que el problema se agravaría.

Durante el invierno del año 2010, la FED inició otro inició otra flexibilización cuantitativa, QE2. En este caso la idea no era evitar la quiebra de los bancos, sino la del Estado. Dado que el gobierno se vio obligado emitir bonos para reparar el déficit del salvamento a los bancos y a la industria del automóvil, con el QE2 la FED compra los bonos emitidos por el gobierno.

Por último, el QE3 fue iniciado en el mes de septiembre de 2012. En este caso, la FED tiene pensado comprar hasta cuarenta mil millones de dólares al mes en títulos hipotecarios. Este nuevo plan durará hasta que disminuya el paro.

La FED ha venido aplicando estos planes desde el año 2009, sin embargo conviene que estos no sean duraderos, en la medida en que pueden suponer diversos perjuicios, entre los que merece la pena destacar el problema de la inflación. En efecto, sea dinero físico, sea virtual, cada vez que la FED lleva a cabo un QE, aumenta la cantidad de dinero existente.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.