¿Por qué el gobierno no hace un mayor incremento del salario mínimo?

Luego que se ha fijado el salario mínimo para el 2009, se han escuchado múltiples críticas debido que se considera que el incremento fue insuficiente, que no alcanza a recuperar el poder adquisitivo del trabajador erosionado por la inflación, que muchos consideran es superior a la certificada por el Dane.

La pregunta obligada es: ¿por qué razón el gobierno no autoriza in incremento mayor en el salario mínimo?

Parece ser que no hay una razón o explicación sencilla, puesto que son muchos los factores que se ven afectados por el incremento del salario mínimo.

Algunos consideran que desde el punto de vista social, humano, es necesario un incremento mayor, pero no piensan lo mismo quienes son empleadores.

Para el empresario, pagar un salario elevado puede resultarle muy costoso, y en algunos casos llevarlos a la quiebra, especialmente los pequeños y medianos empresarios.

Desde este punto de vista, si el gobierno incrementara el salario mínimo por encima de lo que muchos empleadores pueden pagar, podría tener un efecto negativo en el empleo, puesto que llevaría a muchos empleadores a cerrar sus negocios ante la imposibilidad de pagar los costos laborales, lo cual indudablemente incrementa el desempleo. Este es el argumento favorito de gobierno y empresarios, y con base a ello históricamente han incrementado el salario mínimo por debajo de la inflación real.

Otros opinan que si se hace un incremento generoso del salario mínimo, la sociedad en su conjunto tiene mayor capacidad de consumo dinamizando la economía, y los más beneficiados por ello serán precisamente los empresarios puesto que sus bienes y servicios podrán ser adquiridos por una población con suficiente capacidad de compra. En este caso, contrario a lo que dice el gobierno y los empresarios, el empleo aumentaría al aumentar la demanda de bienes y servicios por parte de la sociedad, lo que necesariamente debe llevar a las empresas a contratar más personal para satisfacer la creciente demanda.

Este argumento parece ser muy convincente, pero nunca ha tenido eco en los políticos y empresarios, quienes son los que al final imponen las condiciones y el rumbo de la economía.

Ese asunto es muy complejo y posiblemente nunca sea posible lograr un conceso, un punto de equilibrio, principalmente por la desigualdad de los elementos que intervienen o deben intervenir en la fijación de los salarios.

MÁS SOBRE >

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.