¿Por qué el precio del petróleo ha bajado?

Hace un poco más de un año nadie se hubiera imaginado que en el 2015 el petróleo valiera menos de 50 dólares el barril pero ha sucedido, y la gran pregunta es por qué razón. Hay opiniones para todos los gustos, desde un simple juego de oferta y demanda hasta una gran jugada de geopolítica internacional para golpear las finanzas de algunos gobiernos incómodos para ciertos intereses.

El único punto que hasta la fecha parece cierto, es que hay una sobreoferta de crudo lo que ha llevado a que los precios bajen, sobre todo por el pésimo comportamiento de las principales economías mundiales, incluida la pujante China que ha visto decrecer su alto índice de crecimiento anual, pasando por una Europa al borde de la recesión, un Japón con un estancamiento de dos décadas y una economía estadounidense que apenas se sostiene.

Estos problemas económicos hacen que la demanda de crudo disminuya y por ello los precios, pero hay otros aspectos que también deben considerarse, y en ellos juega un papel muy importante Arabia Saudita, uno de los grandes productores de petróleo del mundo.

Sucede que  Estados unidos se ha propuesto alcanzar su independencia energética y para ello ha invertido millonarios recursos en nuevas técnicas intensivas para producir hidrocarburos, y la principal de ellas,  es el llamado Fracking que permite sacar grandes cantidades de petróleo de enormes profundidades, pero a un costo muy elevado, y allí es donde al parecer el gobierno saudí ha metido la mano para detener esas inversiones y así defender su propio petróleo.

El gobierno saudí públicamente ha admitido su interés en bajar el precio del crudo para que las costosas inversiones que debe hacer Estados unidos en fracking no le sean rentables y deba paralizarlas. El asunto es sencillo; para que sea rentable extraer petróleo mediante fracking el precio debe estar por encima de los 90 dólares el barril, de manera que para Arabia saudita le puede resultar muy sencillo aumentar la oferta de crudo barato y sacar de competencia el petróleo gringo, y parece  que en efecto es lo que ha hecho, y lo ha hecho vendiendo grandes cantidades de crudo con descuento especial por debajo del valor comercial del barril a países como China.

Se especula también que Arabia Saudita está saturando el mercado petrolero con crudo barato para debilitar al gobierno iraní al que considera enemigo, y de paso castigar al gobierno Ruso que con su apoyo no ha permitido la caída del presidente sirio Assad, también considerado enemigo de Arabia saudita, y se especula también que en ello ha colaborado el gobierno estadounidense para pasarle la cuenta de cobro a Putin por el papel que ha jugado en la crisis de Ucrania que ha impedido que los intereses de Estados unidos y la Otan se consoliden hasta la mismas fronteras de Rusia. Todo un juego de geopolítica que por lo menos luce lógico y razonable en el que están sufriendo todos los países incómodos para Estados unidos como Irán, Rusia, Venezuela, etc.

Y para colmo de males, Arabia Saudita no es el único país que ha incrementado la producción de crudo en medio de una demanda decadente, es algo que todos los países petroleros están haciendo, incluso Colombia lo está intentando, de manera que se produce un círculo vicioso que conlleva a un espiral de bajada, pues los países productores intentan desesperadamente mantener sus ingresos vendiendo más petróleo lo que a su vez hace que el precio baje aún más. Vaya, economía básica a la que los gobiernos no se han podido resistir.

Pero en todo caso, cualquiera que sea la razón por la que se está presentando una sobreoferta, simple oferta o demanda o estrategias geopolíticas,  la razón de la caída del precio del petróleo es una sola: Hay mucha oferta y poca demanda.

Y no se puede esperar un cambio de tendencia en el predio del petróleo por lo menos en el corto plazo, toda vez que la economía mundial sigue en crisis, y son muchos los países los que están haciendo grandes inversiones en lograr su independencia energética recurriendo a energías alternativas. Japón, Usa  y Europa han logrado desarrollar grandes fuentes alternativa de energía que hacen menos necesario el petróleo, y ya muchos expertos vaticinan una tendencia decreciente en la demanda de petróleo en los próximos años, de manera que va a ser muy difícil volver a ver petróleo a 100 dólares el barril.

Los gobiernos que no aprovecharon el buen precio del petróleo para ahorrar y crecer tendrán un brumoso futuro económico porque pasará un buen tiempo antes de ver otro boom como el vivido recientemente con el petróleo, y ese es el futuro que le depara a Colombia que invirtió todo lo obtenido en burocracia y dádivas políticas  olvidando que hay que construir carreteras, puertos, aeropuertos,  universidades,  hospitales, financiar empresas que generan empleo y valor real añadido a la economía, etc.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. PABLO PAMPLONA dice:

    Trabajo en una empresa que presta servicios petroleros,Y los despidos de trabajadores no se ha hecho esperar,es esto lo que le llamamos el monopolio de los países que no permitirán que su economía caiga.y el daño que le hacen a muchas empresas que tienen muchas familias.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.