Preaviso por parte del trabajador para dar por terminado el contrato de trabajo

Mucho se ha hablado de la posibilidad de que el empleador pueda cobrar una indemnización al trabajador, que de forma unilateral, inesperada, sin previo aviso, y sin justa causa decida dar por terminado el contrato de trabajo.

Con la modificación que la ley 789 de 2002 hiciera al artículo 64 del código sustantivo del trabajo, la indemnización allí contemplada quedó sin vigencia. Recordemos que la normatividad anterior señalaba taxativamente la obligación del trabajador de pagar una indemnización equivalente a 30 días de salario en el caso de renunciar de forma intempestiva y sin justa causa, obligación que ya no existe puesto que fue eliminada por la ley 789 de 2002.

Es claro que desapareció la obligación por parte del trabajador de pagar la indemnización de 30 días, pero no por ello, necesariamente se puede interpretar que el trabajador ha quedado definitivamente exonerado de pagar una indemnización en los casos de dar por terminado el contrato de trabajo de forma unilateral, sin justa causa y sin previo aviso.

La ley 782, a la vez que eliminó el numeral que contemplaba la indemnización de 30 días, agregó al artículo 64 del código sustantivo del trabajo el siguiente texto:

En todo contrato de trabajo va envuelta la condición resolutoria por incumplimiento de lo pactado, con indemnización de perjuicios a cargo de la parte responsable. Esta indemnización comprende el lucro cesante y el daño emergente.

Resulta claro que en la forma en que quedó redactado el artículo 64 del código sustantivo del trabajo, se puede concluir que efectivamente sí se puede legalmente contemplar en un contrato de trabajo, una clausula en la que el trabajador se obligue a indemnizar al empleador en caso de que decida dar por terminado el contrato sin un previo aviso.

Con la norma anterior, no era necesario que en el contrato de trabajo existiera tal clausula, pues bastaba con lo establecido en la ley para obligar al trabajador a pagar la indemnización. Hoy, como la ley no contempla tal obligación, en el contrato de trabajo, producto de la consensualidad que le caracteriza, en común acuerdo de las partes, sí se podría incluir una clausula en la que el trabajador se obligue a dar un preaviso y a pagar una indemnización por no hacerlo, puesto que como ya se ha expuesto, la forma en que quedó redactado el artículo 64 del código sustantivo del trabajo, permite hacerlo.

Vemos que el artículo 64 del código sustantivo del trabajo, contempla el pago de una indemnización a cargo de la parte responsable del incumplimiento, y no específica cual, por lo que se debe interpretar que se refiere a las dos partes [empleado-empleador], es decir que si el trabajador es el responsable del incumplimiento, deberá pagar la indemnización que se haya pactado en el contrato.

La indemnización que se llegare a pactar en el contrato, no será la de 30 días, sino la que las partes hayan pactado y en las condiciones que lo hayan hecho, siempre y cuando lo pactado no vaya en contravía de los derechos mínimos del trabajador contemplados en el código sustantivo del trabajo, pues en este caso se entenderá como no escrita esa clausula.

Un contrato de trabajo no puede contener clausulas que desmejoren las condiciones o afecten los derechos mínimos del trabajador, pero sí permite incluir otros acuerdos que por ejemplo garantices el cumplimiento de lo pactado, como puede ser la indemnización a cargo de quien incumpla, tal como lo contempla el mismo artículo 64 del código sustantivo del trabajo.

En este orden de ideas, si en un contrato de trabajo, las partes acuerdan la obligación del trabajador de pagar una indemnización si éste da por terminado el contrato sin previo aviso, el trabajador deberá pagar la indemnización.

Esto resulta lógico, puesto que algunos cargos no pueden abandonarse de un momento para otro debido a que causaría graves perjuicios económicos a la empresa. Existen funciones que requieren de personal altamente calificado y entrenado, lo cual no se puede hacer de la noche a la mañana, y por consiguiente, el trabajador a quien le han confiado esas delicadas tareas, deberá garantizar al menos el tiempo necesario para que la empresa entrene a quien lo va a remplazar, y así lo han entendido muchos jueces al fallar procesos laborales.

Así las cosas, mientras exista en el contrato de trabajo una clausula que contemple el preaviso por parte del trabajador para poder terminar unilateralmente el contrato, es recomendable acatar lo pactado.

Y si en el contrato no se ha pactado preaviso alguno, también es conveniente y justo tener ese detalle de caballerosidad con quien le ha brindado la oportunidad de trabajar. Nunca se sabe cuando se requiera de una buena recomendación para lograr un nuevo trabajo.

Además, no hay que olvidar que siempre se debe tratar de hacer lo correcto, aun en los casos en que no hacerlo no implique sanción alguna.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

29 Opiniones
  1. Shirley dice:

    Mi inquietud es: mi contrato es a término fijo, desde 15 de enero a 15 de diciembre, el empleador sostiene que a mitad de año no me da vacaciones de 15 dias porque mis vacaciones son del 16 de diciembre al 14 de enero, pero para mi ese es el tiempo en el cual estoy desempleada ya q ellos me dan un preaviso donde me dicen q mibcontrato se termina el 15 de dic y no esta renovado. Trabajo los 11 meses de corrido, me pagan las vacaciones a final de año. Tengo derecho a vacaciones a mitad de año por 15 días? O no. Gracias

    • ALFONSO GOMEZ dice:

      Cordial saludo Shirley.
      En primer lugar, no es cierto lo manifestado por el empleador, toda vez, que al ser un contrato a termino fijo inferior a un año, (11 meses), en el momento de la terminación del plazo fijo pactado, es decir el día 16 de diciembre, el empleador deberá liquidar las prestaciones sociales tales como, cesantias, intereses a las cesantias, prima y las vacaciones, de manera proporcional al tiempo laborado, que para este caso es de 11 mese, siempre y cuando se notifique del preaviso con una antelación de 30 días previo a la expiracion del contrato en la cual le manifieste la no continuidad de la relación laboral. En el evento de que no sea pre avisada, el contrato se prorrogara por el tiempo inicialmente pactado, es decir, por otros 11 meses. Así mismo, no tiene derecho a vacaciones de mitad de año, ya que la ley lo que estipula es, 15 días hábiles de vacaciones por año laborado, pero este no es su caso, así que sus vacaciones las obtendrá compensadas en dinero, una vez finalice su contrato a suscrito a 11 meses.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.