Preparación de cuentas en el análisis financiero (Contabilidad España)

Preparar las cuentas significa que hay que preparar el balance, hay que depurarlo para dejarlo resumido en 5 cifras, pero antes se deben eliminar los activos ficticios, aquellos saldos que se encuentran en el balance pero que no constituyen una inversión real, están en el balance por motivos de periodificación contable, son cuentas que reflejan por ejemplo pérdidas acumuladas o también gastos a distribuir en varios ejercicios, son gastos pero se llevan al activo con el objeto de repercutirlo en años sucesivos, realizando esta depuración el activo debe tener únicamente partidas que representen valores reales.

Las cuentas de periodificación también hay que ajustarlas, porque pueden estar por el periodo algunas que sean realizables o exigibles, si tenemos cuentas a repercutir en varios años una parte será a corto plazo y otras para varios años (largo plazo).  Una vez que se eliminen activos ficticios nos tiene que quedar el balance resumido en 5 cifras básicas:

  1. Activo no corriente
  2. Activo corriente
  3. Fondos propios o patrimonio neto
  4. Deuda a corto plazo
  5. Deuda a largo plazo

Luego también es necesario preparar la cuenta de resultados, significa calcular o resumir 4 niveles de beneficio que son las distintas etapas en que se genera el beneficio de la empresa:

  1. Margen bruto de explotación: relación entre las ventas y el costo de ventas o costos variables
  2. EBITDA, margen bruto de explotación menos los demás gastos fijos de la empresa excepto de las amortizaciones, este indicador mide simultáneamente el beneficio de explotación bruto (bruto porque no se le han descontado las amortizaciones) y por otro es la caja generada por las operaciones.  Porque si el beneficio bruto de explotación hubiéramos cubierto todos los ingresos que lo han generado y hubiéramos pagado todos los gastos  esto sería la variación de la tasa, porque incluye una partida que es gasto pero no es pago es la depreciación o amortización de los activos.
  3. EBIT (BAIT): Si al EBITDA le quitamos la depreciación nos da el beneficio neto de explotación o resultado o beneficio de explotación o  resultado operativo.
  4. Beneficio neto: EBIT menos los intereses y los impuestos.

Referencia:

Videoconferencia sobre metodología en finanzas por Gonzalo Viloria Martínez.  Máster Universitario en Creación y Dirección de Empresas. Universidad Antonio Nebrija. Año 2013.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.