Preparar a los trabajadores para el retiro laboral por jubilación es una práctica que va en aumento en las organizaciones

Cuando un trabajador está próximo a jubilarse, es normal que en las empresas busquen  con antelación su reemplazo y en el mejor de los casos en su último día de trabajo le hagan un reconocimiento por el tiempo dedicado. Hoy en día hay organizaciones que van más allá de esto y de entregarle al pensionado una carta, en donde se le comunica que en cumplimiento  de la normatividad laboral, el recibir su primera mesada pensional es justa causa para dar por terminado el contrato. Dichas organizaciones ven a sus trabajadores como su activo más valioso, por lo que crean programas  enfocados en la preparación para el retiro laboral de aquellos que están próximos a jubilarse y la integración de los ya jubilados.

Estos programas generalmente contienen una serie de actividades de capacitación, recreación, ayuda psicológica y emocional,  que les permiten a los trabajadores asimilar  de una forma positiva este cambio de etapa a la que se enfrentan.

Las personas que  están próximas a pensionarse, sufren una serie de cambios en su vida, el solo hecho de dejar de trabajar modifica los hábitos que ha tenido a lo largo del tiempo como por ejemplo: despertar a una hora determinada,  realizar una actividad en las mañanas, desplazarse a su lugar de trabajo, relacionarse con sus compañeros, regresar a su casa  en el mismo horario después de culminar su jornada laboral.  El dejar de hacer repentinamente lo que tenía como costumbre no es fácil, para algunos puede significar una gran pérdida, para otros,  gran satisfacción,  pero la realidad es que adaptarse a un cambio siempre conlleva un esfuerzo.

Es muy frecuente que las personas próximas a jubilarse o recientemente jubiladas presenten estados de depresión porque no se sienten útiles, no quieren sentirse viejos y no saben qué hacer con su tiempo, lo que puede interferir en la participación activa de las actividades que realice la empresa dentro de su programa para el retiro laboral, por eso es importante que quien lo lidere tenga la formación y la competencia que permita darle un adecuado manejo  para que éste tenga el impacto esperado.

Ayudar al empleado en su transición a la  etapa como jubilado,  se constituye en un recurso valioso para potenciar su crecimiento y desarrollo personal que lo lleve a gozar de una adecuada calidad de vida y sostener relaciones sociales que fortalezcan su autoestima y que le permita adaptarse e integrarse  fácilmente. Es una bonita labor que como empresario puede hacer por sus trabajadores,  quienes le agradecerán toda su vida.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.