Presentación de declaración de ICA sin pago en Manizales

Conforme a la facultad de reglamentación, otorgada por el artículo 75-1 del Acuerdo 704 de 2008 (adicionado por el artículo 3 del Acuerdo 797 de 2012), el ejecutivo expidió el decreto 474 de 2012 señalando – en el parágrafo 2 de su artículo 4 y en relación con el impuesto de industria y comercio – que “se entenderá presentada solamente la declaración que contenga el sello del banco y la firma del funcionario responsable de recibirla. El funcionario del banco no podrá sellar ni firmar declaraciones sin pago”.  (Resaltado por fuera del texto)

Acorde a lo anterior, y dado que nada se dispuso en torno al procedimiento para la presentación de las declaraciones sin pago, se expide el decreto 194 de 2013 el indica (en su artículo 2) que “el parágrafo anterior no aplica en los siguientes casos:

  1. Cuando las declaraciones a presentar generen saldo a favor;
  2. Cuando las declaraciones a presentar no generen valor a pagar;
  3. Cuando se realice el pago por medios electrónicos;
  4. Cuando se realice el pago con Tarjeta débito o crédito en las instalaciones de la Tesorería municipal;
  5. Cuando se acceda al beneficio de que trata el parágrafo segundo del artículo 4-1 del presente decreto.

En estos eventos, se entenderá presentada la declaración cuando contenga el sello y la firma del empleado de la Unidad de Rentas Municipales competente para recibirla”.  (Resaltado por fuera del texto)

A su turno, el artículo 1 del citado decreto 194 de 2013 adiciona el artículo 4.1 al decreto 474 de 2012 contemplando que se establecen “dos formas de pago para el total de la obligación que figure en la Declaración Privada del Impuesto de Industria y Comercio y sus complementarios, así:

  1. Pago total de la obligación.
  2. Pago por cuotas, así: Si la declaración se presenta dentro de los plazos fijados para cada vigencia, se pagara en cuatro cuotas del 25% del total de la obligación, teniendo en cuenta los siguientes plazos:
  3. Un 25% al momento de presentar la declaración.
  4. Tres cuotas de 25% cada una, pagaderas hasta el último día hábil de Julio, Septiembre y Noviembre.

PARÁGRAFO PRIMERO: Para la presentación de las declaraciones extemporáneas pertenecientes a la misma vigencia en la que se tiene el deber de declarar, se pagara así:

 

  • Si la declaración se presenta hasta el último día hábil del mes de Julio, se pagara el 50% del total de la obligación al momento de la presentación. El saldo se facturara en dos cuotas iguales pagaderas hasta el último día hábil de Septiembre y Noviembre.
  • Si la declaración se presenta hasta el último día hábil de Septiembre, se pagara el 75% del total de la obligación al momento de la presentación. El saldo se pagara hasta el último día hábil del mes de Noviembre”
  • Si la declaración se presenta a partir del mes de octubre, se pagará el 100% del total de la obligación al momento de la presentación.

PARÁGRAFO SEGUNDO: Para la presentación de las declaraciones de vigencias anteriores, se podrá suscribir acuerdo de pago en la dependencia competente para tales efectos. Se entenderá presentada la declaración una vez firmado el acuerdo de pago por parte del contribuyente”.

De la verificación de los referentes citados, bien se podría denotar que no cabría la posibilidad de presentación de la declaración (del impuesto de industria y comercio) que arrojando saldo a pagar se pretenda presentar sin pago alguno; situación – por supuesto – que dejaría inmerso al contribuyente en el contexto de aplicación de la consecuente sanción por extemporaneidad y encasillado,  además, dentro del reglado procedimiento de presentación y pago de las declaraciones presentadas por fuera del vencimiento legal, según lo dispuesto en el parágrafo 2 del mencionad artículo 4.1.

En tal sentido habría de consultarse si la Administración Municipal podría avocarse la facultad de limitar el recibo de las declaraciones que generando saldo a pagar, sean presentadas sin el cumplimiento de las alternativas de pago definidas por el reglamento, o si podría reusarse a la radicación de las declaraciones así presentadas por los contribuyentes.

Si bien, en el ordenamiento nacional se precisan para ciertas declaraciones impositivas la necesidad de su pago conjuntamente con la presentación de la declaración tributaria, so pena de los consecuentes efectos de ineficacia (para algunos casos) o de dar por no presentada la declaración (en otros casos); no se vislumbran estas posibles alternativas de entendimiento (para el evento propuesto), pues resultaría claro que tales consecuencias legales deben obedecer a una manifestación expresa y no a una posibilidad de solución ante un vacío normativo (como se evidencia en la temática analizada).

No sobra advertir que se hace alusión al Estatuto Nacional, en atención a lo ordenado por el artículo 59 de la ley 788 de 2002 en cuanto a que “los departamentos y municipios aplicarán los procedimientos establecidos en el Estatuto Tributario Nacional, para la administración, determinación, discusión, cobro, devoluciones, régimen sancionatorio incluida su imposición, a los impuestos por ellos administrados. Así mismo aplicarán el procedimiento administrativo de cobro a las multas, derechos y demás recursos territoriales. El monto de las sanciones y el término de la aplicación de los procedimientos anteriores, podrán disminuirse y simplificarse acorde con la naturaleza de sus tributos, y teniendo en cuenta la proporcionalidad de estas respecto del monto de los impuestos”.

Acorde a lo anterior, sería simple inferir que la literalidad del referente normativo municipal prohíbe la presentación de las declaraciones impositivas que, presentado un saldo a cargo del responsable, se pretendan presentar sin pago; pero de otro lado, se abriría la necesidad de acudir a las diferentes técnicas interpretativas, para colegir los efectos legales de las declaraciones tributarias, presentadas sin el cumplimiento de ese exigido pago.

Sería deseable, pues, un pronto actuar del Ente Oficial a fin de que se incorporen los debidos correctivos al reglamento vigente (en cuanto a la presentación de las declaraciones sin pago); brindando con ello la debida seguridad jurídica y, por tanto, permitiendo el preciso actuar de los contribuyente en torno a la presentación de las declaraciones impositivas amparadas bajo el supuesto antes descrito.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.