Presunción de posesión para efectos tributarios

La legislación tributaria colombiana contempla la figura de la posesión como un elemento esencial para determinar el patrimonio de un contribuyente, y en algunos casos esa posesión se presume aun cuando la titularidad del bien pertenezca a un tercero.

El artículo 261 del estatuto tributario define el patrimonio como el conjunto de bienes poseídos por el contribuyente en el último día del periodo gravable, y  el artículo 263 del mismo estatuto define la posesión como “el aprovechamiento económico, potencial o real, de cualquier bien en beneficio del contribuyente.”

La ley si bien presume que “quien aparezca como propietario o usufructuario de un bien lo aprovecha económicamente en su propio beneficio” considera también que no tener la titularidad jurídica del bien no impide que se presuma el aprovechamiento económico y por consiguiente la posesión del mismo, y en tal caso el bien poseído se considera como parte del patrimonio fiscal del contribuyente.

Para el efecto es importante remitirnos al artículo 762 del código civil que define lo que se entiende como posesión:

“La posesión es la tenencia de una cosa determinada con ánimo de señor o dueño, sea que el dueño o el que se da por tal, tenga la cosa por sí mismo, o por otra persona que la tenga en lugar y a nombre de él.

El poseedor es reputado dueño, mientras otra persona no justifique serlo.”

En consecuencia, la simple posesión sobre un bien puede significar que el contribuyente deba declararlo, de tal manera que  cuando se posea un bien perteneciente a un tercero se debe disponer de  la documentación pertinente que permita desvirtuar la presunción de la posesión, puesto que de darse los supuestos de la misma, la carga de la prueba corre por cuenta del contribuyente.

El contribuyente no se puede confiar en que como el bien está a nombre de un tercero, no tiene responsabilidad fiscal alguna frente a él.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.