Presupuesto de efectivo como herramienta para el control de la liquidez

En el ámbito personal y empresarial el presupuesto de efectivo es la planificación del movimiento del efectivo donde se estiman las entradas y salidas de efectivo para un periodo de tiempo determinado, esta herramienta financiera además de controlar la liquidez coadyuva a la toma de decisiones de inversión y financiación.

Los asalariados y trabajadores independientes que prestan servicios personales fácilmente pueden calcular o estimar en forma mensual o anual las entradas de efectivo (salarios, primas, intereses sobre cesantías, vacaciones, honorarios, comisiones, servicios, recaudo de cuentas por cobrar, venta de bienes propios, préstamos, otras entradas) y las salidas de efectivo (aportes a salud, pensión, alimentación, arrendamientos, servicios públicos, educación, transporte, gasolina, impuestos, seguros, servicio doméstico, compra de bienes, pago de deudas, otras salidas).

Cuando la persona natural desarrolla empresa, además de presupuestar el movimiento del efectivo personal o familiar también deberá proyectar el empresarial que involucra diversos aspectos y dificulta su cálculo o estimación, siendo necesario disponer de la contabilidad financiera y de las buenas prácticas administrativas donde se separan las cuentas del negocio y las del dueño.

Menos complejo es la situación de las personas jurídicas porque únicamente deberán presupuestar las cifras empresariales, sin embargo también se deberán apoyar en la contabilidad financiera y adicionalmente tener definidas las políticas de cartera, cuentas por pagar a proveedores, acreedores y endeudamiento financiero.

Para elaborar mensualmente el presupuesto de efectivo empresarial, fácilmente se pueden calcular las salidas de efectivo como pagos a proveedores y acreedores (según edades o importancia), obligaciones financieras, salarios, aportes a seguridad social y parafiscales, arrendamientos, servicios públicos, honorarios de los contratistas, retenciones e impuestos; mientras que presupuestar las entradas de efectivo es más complejo porque necesariamente siempre serán simple estimaciones, desde las ventas de contado (de acuerdo al comportamiento de los meses anteriores o del mismo mes del año anterior) hasta el recaudo de cartera donde se depende del nivel de cumplimiento del cliente.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.