Primer Análisis del artículo 1 del decreto 2418 de 2013, la diferenciación entre declarantes y no declarantes

Antes de realizar el análisis es necesario que el lector repase el concepto especial de retención en la fuente No 023562 de 2001 el cual Gerencie.com deja a su disposición.

Ya en materia, el artículo 1 del decreto 2418 de 2013 dispone:

Artículo 1. Modifíquese el artículo 4 del decreto 260 de 2001, el cual quedará así:

"Artículo 4. Retención en la fuente sobre otros ingresos. La tarifa de retención en la fuente a título de impuesto sobre la renta por los pagos o abonos en cuenta que por los conceptos señalados en el inciso primero del artículo 5 del Decreto 1512 de 1985 efectúen las personas jurídicas, las sociedades de hecho y las demás entidades y personas naturales que tengan la calidad de agentes retenedores, es el dos punto cinco por ciento (2.5%).

Los pagos o abonos en cuenta que correspondan a estos conceptos, para los cuales existan tarifas de retención en la fuente, señaladas en disposiciones especiales, seguirán rigiéndose por dichas tarifas.

Parágrafo 1. Cuando los pagos o abonos en cuenta incorporen el valor de impuestos, tasas y contribuciones, para calcular la base de retención en la fuente se descontará el valor de los impuestos, tasas y contribuciones incorporados, siempre que los beneficiarios de dichos pagos o abonos tengan la calidad de responsables o recaudadores de los mismos. También se descontará de la base el valor de las propinas incluidas en las sumas a pagar.

Parágrafo 2. Sin perjuicio de las disposiciones especiales previstas para otros impuestos, los ingresos provenientes de las operaciones realizadas a través de instrumentos financieros derivados, estarán sometidos a una tarifa de retención en la fuente a título del impuesto sobre la renta del dos punto cinco por ciento (2.5%).

Parágrafo Transitorio. La tarifa a que se refiere el presente artículo será del uno punto cinco por ciento (1.5%) para los meses de noviembre y diciembre de 2013.”

Nótese que como se resalta la modificación se efectuar sobre el decreto 260 del 19 de febrero de 2001. Sin embargo, la ley 633 del 200  en su artículo 18 modificó los incisos segundo y tercero del decreto 401. Es así, como el artículo 401 que corresponde al concepto de otros ingresos tributarios señala:

ARTÍCULO 401. Retención sobre otros ingresos tributarios. Sin perjuicio de las retenciones contempladas en las disposiciones vigentes a la fecha de expedición de la Ley 50 de 1984, a saber: ingresos laborales, dividendos y participaciones, honorarios, comisiones, servicios, arrendamientos, rendimientos financieros, enajenación de activos fijos, loterías, rifas, apuestas y similares; patrimonio, pagos al exterior y remesas, el gobierno podrá establecer retenciones en la fuente sobre los pagos o abonos en cuenta susceptibles de constituir ingreso tributario para el contribuyente del impuesto sobre la renta, que hagan las personas jurídicas y las sociedades de hecho.

Inciso 2. Modificado. Ley 633/2000, Art. 18. Los porcentajes de retención no podrán exceder del tres punto cinco por ciento (3.5%) del respectivo pago o abono en cuenta. En los demás conceptos, enumerados en el inciso anterior, se aplicarán las disposiciones que los regulaban a la fecha de expedición de la Ley 50 de 1.984.

Inciso 3. Modificado. Ley 633/2000, Art. 18. Sin perjuicio de lo previsto en el artículo 398 del Estatuto Tributario, la tarifa de retención en la fuente para los pagos o abonos en cuenta a que se refiere el presente artículo, percibidos por contribuyentes no obligados a presentar declaración de renta será el 3.5%. En los demás conceptos enumerados en el inciso primero de este artículo, y en los casos de adquisición de bienes o productos agrícolas o pecuarios sin procesamiento industrial, compras de café pergamino tipo federación, pagos a distribuidores mayoristas o minoristas de combustibles derivados del petróleo, y en la adquisición de bienes raíces o vehículos o en los contratos de construcción, urbanización y, en general, de confección de obra material inmueble, se aplicarán las disposiciones que regulan las correspondientes retenciones.

La retención en la fuente que consagra la ley 633 del 2000 hace referencia a los contribuyentes no obligados a declarar que es del 3.5%. Bajo la premisa de Kelsen, la ley no puede ser modificada por un decreto. Es decir, que el decreto 2418 recientemente  expedido no aplica en el caso de los contribuyentes no declarantes. Con lo que quedaría de forma residual una aplicación del decreto 2418 a los contribuyentes que declaren.

La diferencia anteriormente expuesta se puede ver más claramente en el concepto especial de retención en la fuente de 2001 en el cual se señala lo siguiente:

“El porcentaje del 3,5% será aplicable a partir del primero de Enero del año 2001 para los beneficiarios del pago o abono en cuenta que tengan la calidad de contribuyentes No declarantes del impuesto sobre la renta y para los que ostenten la calidad de contribuyentes declarantes del impuesto sobre la renta esta tarifa será aplicable a partir del 20 de Febrero de 2001, fecha en que entró a regir el Decreto 260 de 2001.”

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Kroekphon dice:

    Robert from United Kingdom, September 27, 2012 at 6:02 PM Excellent facilities for young chlriden. Friendly staff located on 's Stoney Beach. Direct bus to Verona Short Taxi to Verona airport. Good eating places on site. Good child entertainment on site. Able to hire high chairs, cots, sheets at a reasonable price.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.