¿Procede el recurso de apelación contra el auto que imprueba una conciliación prejudicial en materia contenciosa administrativa?

En ciertos medios de control como el de nulidad y restablecimiento del derecho, reparación directa y controversias contractuales, siempre y cuando el asunto sea conciliable, la conciliación extrajudicial es requisito de procedibilidad; en ciertos casos las partes en esta audiencia pueden llegar a conciliar el asunto de la Litis, lo cual pone fin al proceso una vez la conciliación es aprobada.

Es el juez contencioso administrativo o el magistrado de turno, según la competencia, quien podrá aprobar o improbar el acuerdo establecido por las partes en una conciliación extrajudicial, ahora bien ¿qué recurso procede contra el auto que aprueba o imprueba un acuerdo conciliatorio?

De acuerdo con lo establecido con el artículo 243 de la ley 1437 de 2011, el cual señala taxativamente los autos contra los que procede el recurso de apelación; contra el auto que aprueba una conciliación extrajudicial, es procedente el recurso de apelación, pero, solo es el ministerio público quien podrá interponer este recurso, es decir, que las partes no podrán interponerlo lo cual es lógico ya que estas fueron quienes llegaron al acuerdo y no tiene razón apelar la decisión que lo aprueba

Sin embargo, el ministerio público si podrá hacerlo siempre que  observe causales que impiden que esta sea aprobada. Respecto a la providencia que imprueba un acuerdo conciliatorio ¿procede también el recurso de apelación?

Como se mencionó el artículo 243 relaciona taxativamente los autos contra los que procede el recurso de apelación, dentro de los cuales no se encuentra el que imprueba un acuerdo conciliatorio, es decir, que contra este auto solo procede el recurso de reposición.

Se podría decir que el auto que imprueba una conciliación extrajudicial pone fin a un proceso y bajo este entendido ¿sería procedente el recurso de apelación contra dicho auto?

El auto que imprueba una conciliación extrajudicial no le pone fin a la Litis, ya que las partes pueden intentar nuevamente una conciliación o simplemente el interesado podrá interponer el medio de control procedente según el caso, para que así se le ponga fin a la controversia; por ende no se podría predicar que el auto que imprueba una conciliación extrajudicial ponga fin como tal a un proceso.

En conclusión contra el auto que imprueba una conciliación solo sería procedente el recurso de reposición, al igual que contra aquel que la aprueba, ya que la apelación contra este auto es exclusiva del ministerio público no de las partes.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.