Procedimiento de transito con vehículos blindados no caravanizados

Adicional a la tortura que debemos padecer como conductores de vehículos en soportar las motos que aparecen y desaparecen como almas en pena transgrediendo todas las normas de transito, debemos padecer la de los escuadrones de escoltas que bloquean cualquier intersección e incluso aun a riesgo de su propia integridad le tiran la moto encima  a la desprevenida señora de la tercera edad que en su pichirilo avanza pesadamente, para darle vía a tal o cual Politiquero, Funcionario, Ejecutivo, Diplomático o Milico que se siente transportado en el blindado a su primera infancia y el país de nunca jamás...

Quizás todos lo sabemos, pero no está demás recordarnos que UNICAMENTE el esquema de seguridad de la caravana presidencial, y por ende la misma, está autorizada para bloquear transitoriamente vías, alterar el flujo de tráfico a su favor, regular el transito, e inobservar cuanta señal de transito permanente, transitoria o humana se le presente en su recorrido.

También recordemos que de acuerdo con el Artículo 64 del CNT solamente los vehículos de emergencia [ambulancias, cuerpos de bomberos, vehículos de socorro o emergencia, y de la policía o ejercito] cuando anuncien su presencia por medio de luces, sirenas, campanas, o cualquier señal óptica o audible,  tendrán preferencia de paso en cualquier intersección, pero al llegar a ella "... deben reducir la velocidad y constatar que les han cedido el derecho de paso ..."

Sin embargo, y es a donde queremos llegar con este editorial, sin esa parafernalia de "esquemas duros" a cargo de la Unidad Nacional de Protección (UNP) o de empresas de vigilancia privada,  son cientos las personas que por las razones que sea, debidamente amparados legalmente con Resolución de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, hacemos uso diario de vehículos blindados sin restricción de circulación [nivel III en adelante], y es donde nace el interrogante, como funciona el requerimiento de Autoridad de Transito...?

Es del caso precisar, que el uso de vehículo blindado es personal e intransferible, al tiempo que, no se tiene ninguna prelación frente a ningún usuario de la vía, como tampoco  respecto de las normas y regulaciones de transito, salvo que, sus ocupantes amparados se encuentren en situación cierta de riesgo de ataque, en la cual por analogía se considera vehiculo en "emergencia" y podrá tener UNICAMENTE prelación de paso en las intersecciones cuando anuncie su presencia en la forma y condiciones previstas en el Artículo 64 de la Ley 769 de 2002.

Ahora, existe un protocolo natural para la intervención de un vehículo blindado en vía, y da cuenta que ante un requerimiento de Autoridad Policial o de Tansito, de forma visual o audible, sin detenerse y sin abrir el vehículo, el conductor  indicará que se trata de un carro blindado y que accede al requerimiento al interior de una Estación de Policía o Guarnición Militar -no al frente del CAI-; la Autoridad informará la novedad y solicitará autorización para el acompañamiento del vehículo a estos sitios, donde se adelantará, ya como en vía, el procedimiento correspondiente, con las verificaciones, identificaciones y comparendos que sean del caso.

Si el conductor no atiende el requerimiento, no efectúa las indicaciones correspondientes y por el contrario continua su avance, no se esta dando a la fuga y por ende no se trata de iniciar una persecución al estilo Hollywood  o de probar si el blindaje resiste los disparos; la Autoridad de Transito inmediatamente terminará el procedimiento bajo la presunción del Artículo 129 del CNT; ya las circunstancias si ameritan una intervención policial de otro calibre escapan a las competencias regulatorias del procedimiento administrativo contravencional por infracciones de Transito.

Curiosamente se ha establecido que entre más riesgo tiene la persona normal -por normal exceptuamos los personajes indicados al comienzo de la nota- de ser vulnerada su seguridad, mayor es su disposición en atender el requerimiento de la Autoridad en vía, bien sea urbana, rural, local, o nacional.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.