Procedimiento para imponer la sanción por no enviar información

El artículo 651 del estatuto tributario contempla la sanción por no enviar información y a la vez establece el procedimiento que la Dian ha de seguir para imponer dicha sanción.

Dice el artículo 651 del estatuto tributario que cuando la sanción se imponga mediante resolución independiente, que es la regla general, la Dian primero enviará un pliego de cargos al contribuyente que haya incurrido en los hechos sancionables relativos al envío de información.

Una vez el contribuyente reciba o se notifique del pliego de cargos tiene un mes para responderlo, tiempo en el cual puede objetar el pliego de cargos o subsanar las omisiones que se le imputan en él.

Si el contribuyente subsana las omisiones dentro de la oportunidad legal que tiene para responder el pliego de cargos o en todo caso antes de que se le notifique la sanción por no enviar información, la sanción inicialmente planteada conforme las reglas establecidas por el artículo 651 del estatuto tributario, se reducirá al 10%.

La reducción se hará al 20% de la inicialmente planteada si el contribuyente subsana las omisiones dentro de los 2 meses siguientes a la notificación de la sanción respectiva.

Para que el contribuyente se pueda acoger a las reducciones de la sanción que contempla ley, este debe subsanar las omisiones que originaron la sanción,  como por ejemplo enviarla si fue que no la envió o corregirla si fue que envió información errónea. Si ello no sucede persistirá el hecho sancionable por lo que no puede existir beneficio alguno.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.